Archivo de la categoría: Economía Circular

IDOM prepara su Webinar “¿Cómo emplear el Análisis de Ciclo de Vida para impulsar la Economía Circular en organizaciones?”

Desde IDOM queremos invitarles participar en el Webinar sobre Análisis de Ciclo de Vida y Economía Circular que tendrá lugar el día 9 de junio a las 10:00 A.M, hora de Colombia & México, las 17:00 en España.

Descripción del Webinar “¿Cómo emplear el Análisis de Ciclo de Vida para impulsar la Economía Circular en organizaciones?”: La circularización de la economía es un concepto cada vez más extendido en diferentes ámbitos, desde las organizaciones hasta el nivel de territorios. Sin embargo, existen ciertas barreras que impiden una rápida transición desde la economía lineal a la circular. Algunas herramientas, como el Análisis de Ciclo de Vida será la clave que permita hacer realidad un concepto abstracto para muchos.

¿Te lo vas a perder? ¡Apúntate!

¡Inscribirse es muy sencillo! Solo tenéis que acceder al siguiente enlace https://www.idomwebinars.com/informacion-del-evento/como-emplear-el-analisis-de-ciclo-de-vida-para-impulsar-la-economia-circular-en-organizaciones/form y rellenar el formulario de inscripción con la información requerida (Nombre, Apellido, Email y País) finalmente, clicar sobre el botón “Enviar”.

Además, en el siguiente enlace https://www.idomwebinars.com/ podréis consultar y participar en otros muchos Webinars que desarrollarán nuestros expertos de IDOM. Podréis también consultar los Webinars anteriores, https://www.idomwebinars.com/copia-de-videos. ¡No te pierdas ninguno!

 

Para más información sobre el Webinar puede contactar con Sara del Hoyo (sara.delhoyo@idom.com), Iñigo Urrutikoetxea (inigo.urrutikoetxea@idom.com), Juan Lekube (jlekube@idom.com) o con Olatz Noya (Olatz.noya@idom.com).

IDOM apoyará a Siemens-Gamesa en el desarrollo de un Plan de Sostenibilidad Ambiental en su unidad de negocio de Onshore

IHOBE, a través del Basque Ecodesign Center (BEdC) y con el apoyo del equipo de cambio climático de IDOM, comenzará a trabajar junto con Siemens-Gamesa en la definición de un Plan de Sostenibilidad Ambiental que sirva como hoja de ruta para evolucionar en su objetivo de 0 emisiones en 2025 para su unidad de negocio de Onshore.

Actualmente, la organización calcula y verifica anualmente la huella de carbono de su unidad de Onshore y desarrolla y reporta acciones de reducción de emisiones, sin embargo, no existe aún una estrategia u hoja que integre la información existente y la implemente de forma eficiente.

Para dar respuesta a esto, el objetivo de esta iniciativa es elaborar un plan que integre los aspectos de mitigación al cambio climático y la economía circular, con el fin de lograr:

  • La reducción de emisiones a 2025.
  • La identificación de acciones más adecuadas.
  • Establecer una hoja de ruta para alcanzar el objetivo fijado.
  • Establecer un marco de seguimiento.
  • Establecer los recursos necesarios.

El alcance de los trabajos incluye:

  • Planificación del alcance del plan.
  • Diagnóstico de GEI y materiales.
  • Identificación de buenas prácticas en mitigación al cambio climático y economía circular.
  • Desarrollo de un escenario tendencial de GEI y materiales.
  • Identificación, selección y desarrollo de acciones dirigidas a alcanzar los objetivos fijados.
  • Cuantificación de la reducción de emisiones de GEI y materiales correspondientes a la implementación de las acciones seleccionadas, así como el coste aproximado de cada una de ellas.
  • Planificación de indicadores de gestión para las acciones y desarrollo de un marco de seguimiento a partir de indicadores de impacto.
  • Generación de un escenario de la Estrategia de Cambio Climático.

Para más información sobre el proyecto puede contactar con Asier Rodríguez (asier.rodriguez@idom.com).

Soluciones innovadoras para hacer frente al COVID-19

El COVID-19 se ha convertido ya en una de las mayores amenazas sanitarias a las que se ha enfrentado la humanidad. Si bien es cierto que a lo largo de la historia han existido otras muchas enfermedades que han alcanzado una propagación mundial (la peste negra en 1350, la viruela en 1520, la gripe española en 1920, el SIDA en la década de los 80, etc.), en el caso del coronavirus, su acelerado ritmo de contagio en un mundo globalizado, alta y velozmente interconectado, es lo que alerta a las autoridades sanitarias de prácticamente todo el planeta.

Más allá de la propia enfermedad, están surgiendo otros retos que no hacen más que dificultar las labores de control y contención de la pandemia. Entre ellos, la disposición por parte de los sanitarios y sanitarias de medio mundo de material sanitario y Equipos de Protección Individual (EPI). Son ellos y ellas (entre otros) los que se enfrentan directamente a la enfermedad y es esencial que no vean comprometida su propia salud. Por ellos mismos y para que puedan seguir velando por la salud del resto de la sociedad. Sin embargo, las autoridades europeas están encontrando grandes dificultades para abastecerse de dichos materiales y España no es una excepción.

En este contexto en el que la demanda mundial de productos como mascarillas sanitarias o ropa quirúrgica supera con creces la oferta existente, surgen nuevas iniciativas basadas en procesos de economía circular que, por qué no decirlo, además de abastecer de recursos al personal sanitario, reducen el consumo de materiales y reducen la contribución al cambio climático. Este es el caso de una iniciativa coordinada por el Gobierno del Principado de Asturias, a través de la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad.

El proyecto, fruto de una alianza entre instituciones y empresas regionales, persigue reciclar hasta 100.000 mascarillas al día, una cantidad que podría aumentar hasta el millón diario en caso de disponer de suficiente personal y material. Actualmente se encuentran testando el protocolo de desinfección de las mascarillas para posteriormente, en caso de ser viable, iniciar su aplicación masiva.

Todo el material necesario para el arranque del proyecto ha sido donado, y ahora la prioridad se centra en testar que el protocolo de desinfección funciona sin dañar las mascarillas, sus fibras o sus tamaños de poro, críticos en la protección. Este proceso, que será realizado en el centro tecnológico Idonial, en distintos laboratorios de la Universidad de Oviedo, y por un equipo de voluntarios especializados coordinados desde la gerencia de la institución académica asturiana, se compone de cinco fases:

  1. Desinfección: se utilizan tres procesos en continuo (químico, térmico y por tiempo de vida del virus), que aseguran desinfección total de las mascarillas.
  2. Lavado: con agua en continuo a través de sistemas de bidones.
  3. Secado: secado de la mascarilla mediante aporte de calor. Si se utilizan cañones de aire caliente podría lograrse una segunda desinfección.
  4. Empaquetado/cuarentena: en bloques de un mínimo de 20 unidades. Se deberían almacenar varios días estas mascarillas antes de su uso, asegurando un tercer método de desinfección.
  5. Comprobación de calidad: es necesario tener certeza de ausencia de virus mediante PCR en cada lote. Si los tests en la Universidad de Oviedo son satisfactorios, se realizará una segunda prueba en un organismo certificado para UNE-EN 149:2001+A1:201.

El primer lote será de 5.000 mascarillas, con capacidad de llegar a 100.000 al día y escalarlo a un millón diario en caso de disponer de suficientes recursos humanos y materiales, según calculan los promotores de la propuesta.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, destaca la importancia de este tipo de propuestas de aplicación inmediata y pone de relieve la necesidad de sumar esfuerzos. “La posibilidad de disponer de este material sanitario imprescindible en la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus no solo se limita a nuestra comunidad, sino que podríamos producir también para centros que lo necesiten de todo el país”, explica.

El equipo de cambio climático de IDOM presente en el Basque Ecodesign Meeting 2020 celebrado en Bilbao

El Basque Ecodesign Meeting (BEM) 2020 ha dejado claro que la economía circular y baja en carbono es un proceso irreversible, en el que ciudadanía, empresas y administraciones deben avanzar juntos.

El pasado 26-27-28 de febrero el equipo de cambio climático de IDOM ha asistido al congreso Basque Ecodesign Meeting (BEM) 2020 celebrado en el Palacio de Congresos Euskalduna de Bilbao y que es considerado el mayor congreso sobre ecodiseño del sur de Europa.

Organizado por el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco a través de la sociedad pública IHOBE, y el Basque Ecodesign Center, el BEM ha acercado a Euskadi a más de 700 profesionales de ámbitos tan dispares como las energías renovables, la automoción, la movilidad, la construcción, la maquinaria, la alimentación o el sector de mobiliario, unidos todos ellos por el interés en tendencias y retos para lograr productos y servicios ecodiseñados y creados bajo la lógica de la economía circular.

En su inauguración, casi un mes después del desprendimiento del vertedero de Zaldibar que mantiene desaparecidos a dos trabajadores, el consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, ha reivindicado que Euskadi tiene que “replantear a fondo el modelo de gestión de residuos” para que “no resulte tan cómodo y tan barato optar por el vertido como hasta ahora”, y ha apostado por medidas como la creación de una “tasa ecológica de vertido, una tasa o canon consistente y disuasorio”. Asimismo, ha ligado dicha realidad con la necesidad de continuar incrementando las tasas de reciclaje, cifrada en el 52% en 2016, e impulsar un modelo económico en el que se incentiven iniciativas de ecodiseño y economía circular. En este sentido, el consejero ha comentado que “esta nueva edición del BEM se celebra en un contexto en el que la Unión Europea nos plantea una nueva política medioambiental plasmada en el denominado Pacto Verde, para impulsar el cambio hacia un sistema energético y económico más eficiente en el uso de los recursos a través de la innovación”.

A lo largo de las dos primeras jornadas del BEM los profesionales, además de abordar los nuevos retos y tendencias del ecodiseño, y de observar los avances realizados en la materia por las empresas vascas, han podido asistir a diversas mesas sectoriales. A través de estas, se ha reflexionado sobre sustancias reciclables en el sector químico, sobre los materiales críticos en el sector del metal, sobre la necesidad de modularizar y remanufacturar en el área de mobiliario, sobre nuevos envases sostenibles en el ámbito alimentario o sobre la utilización de materiales sostenibles y ligeros, así como del alargamiento de la vida de los productos o la segunda vida de materiales en el área de movilidad y automoción, entre otros.

La sesión del viernes se ha centrado en que la revolución verde esté garantizada en las nuevas generaciones. Se han mostrado experiencias de jóvenes de centros de formación profesional y de la Escuela de Hostelería de Galdakao sobre emprendimiento verde y para reducir el despilfarro de alimentos en el ámbito agroalimentario. Además, los más de 200 estudiantes de universidades y Formación Profesional que han asistido, así como su profesorado, han participado en diversas dinámicas y juegos para acercarse a los conceptos del ecodiseño y de la economía circular.

Exposición ‘20 años de ecodiseño Made in Euskadi’

En el marco del encuentro, se ha instalado en el propio Palacio Euskalduna la exposición ‘20 años de ecodiseño Made in Euskadi’ con el propósito de mostrar a la ciudadanía cómo Euskadi se ha convertido en uno de los principales referentes en ecodiseño desde que hace 20 años surgieran los primeros proyectos.

La muestra, con más de 130 productos ecodiseñados y fabricados íntegramente en el Euskadi por 98 empresas, es la primera de estas dimensiones en Europa, albergando desde estuches para instrumentos musicales hasta prendas de vestir, así como eslabones de cadenas de grandes dimensiones, lámparas o botellas.

El consejero Arriola ha subrayado que la exposición es una muestra que refleja la “excelencia alcanzada por el tejido industrial vasco en economía circular” y de la “madurez ambiental de Euskadi”. Arriola ha aplaudido la posición de liderazgo de Euskadi en materia de ecodiseño, con 55 empresas certificadas en ecodiseño y 43 productos con declaración ambiental (el 31% de las declaraciones en España, según los últimos datos).

 

El Consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, anuncia la aprobación de la nueva Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030

 

El pasado martes 7 de enero el Gobierno Vasco aprobó la Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030, documento estratégico a través del cual se pretende consolidar a Euskadi como una región referente a nivel europeo en economía circular.

Tras la publicación en 2018 del Diagnóstico de Economía Circular y el Panel de indicadores de Economía Circular (este último elaborado por IDOM), Euskadi se propone en el horizonte 2030 impulsar la transición desde el modelo económico lineal tradicional hacia uno circular que reafirme la descarbonización de la economía vasca y la progresiva reducción tanto en el consumo de materiales como en la generación de residuos. Además, como resultado de dicha transición se espera el aumento de la facturación de las empresasvascas hasta los 10.000 millones de euros en productos más circulares, la creación de 3.000 nuevos puestos de trabajo y la reducción de un 26% las emisiones de carbono asociadas al consumo.

A través del Consejo de Gobierno el Consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, señaló el incremento del 30% de la productividad material, la ampliación en un 30% la tasa de uso de material circular y la reducción de un 30% la tasa de generación de residuos por unidad de PIB como los tres grandes objetivos de la Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030. Asimismo, apuntó que la nueva estrategia, para cuya aplicación efectiva se cuenta con un Plan de Acción 2025, se articulará a través de 10 líneas de actuación relativas a cuatro ámbitos de actuación:

  • Competitividad e Innovación
  1. Nuevos modelos de negocio circulares
  2. Innovación y nuevas tecnologías en economía circular
  3. Nuevos materiales sostenibles para prolongar la vida útil de los productos
  • Producción
  1. Ecodiseño de productos y edificios
  2. Fabricación eficiente
  • Consumo
  1. Fomentar un modelo de consumo más circular
  2. Reducir el despilfarro alimentario
  3. Promover el uso más eficiente de plásticos.
  • Gestión de residuos y materias primas secundarias
  1. Aumentar la tasa de reutilización, reciclaje y recuperación de residuo
  2. Incrementar el uso de materias primas secundarias.