Archivo de la categoría: Impactos

Los expertos alertan de que los fenómenos como la DANA serán cada vez más intensos y frecuentes, pero ven precipitado atribuirlos al cambio climático

El pasado lunes 9 de septiembre la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) activó el protocolo de riesgo en varias provincias ante la probabilidad de lluvias fuertes y vientos intensos. Días después, las regiones del este peninsular fueron sacudidas por la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), fenómeno natural típico de zonas mediterráneas al que se asocian episodios de lluvias torrenciales, provocando la pérdida de al menos siete vidas humanas e incalculables daños materiales.

Este fenómeno meteorológico habitual en España se conoce comúnmente por el nombre de ‘gota fría’, un concepto asociado tradicionalmente a las tormentas intensas o lluvias persistentes que sacuden la zona mediterránea en temporada de primavera-verano o en la época otoñal. No obstante, según recoge AEMET a través de un trabajo realizado por Francisco Martín León, el concepto de ‘gota fría’ ha sido desvirtuado con el paso de los años y no es correcto utilizarlo como sinónimo de DANA. La ‘gota fría’ hace referencia a la inestabilidad atmosférica que se produce en tierras soleadas de la península cuando hay presencia de aire muy frío en niveles medios y se asume que provoca acontecimientos de carácter tormentoso al unirse al aire cálido del Mediterráneo. Sin embargo, las perturbaciones de aire en altura, como las vividas durante este episodio, no están tan condicionadas a un núcleo de aire frío o de baja temperatura, sino que la ‘gota fría’ forma parte de un fenómeno más amplio que se ajusta mejor a la expresión de DANA, que define una depresión de aire frío en niveles altos que se ha separado de la circulación en chorro y se mueve de forma independiente.

Sea como fuere, la magnitud de las lluvias e inundaciones experimentadas durante estos días en el Levante español hacen inevitable su asociación al cambio climático. Sin embargo, a pesar de que los expertos alerten de que fenómenos como las DANAs serán cada vez más intensos y frecuentes, la comunidad científica ve precipitado atribuir el episodio de la semana pasada al cambio climático y lo explica como un fenómeno relativamente frecuente en esa zona de la geografía española que se ha visto reforzado por el huracán Dorian.

 

Efectos presentes y sensibles

La 25ª edición de la Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial, correspondiente a 2018, pone de relieve la elevación récord del nivel del mar, así como unas temperaturas terrestres y oceánicas excepcionalmente altas en los últimos cuatro años. Esta tendencia al calentamiento se inició a principios de siglo y se prevé que continúe.

El informe muestra como indicadores fundamentales del cambio climático se están haciendo más pronunciados. Así, los niveles de dióxido de carbono, que eran de 357,0 partes por millón (ppm) en 1994, cuando se publicó la Declaración por primera vez, siguen aumentando, habiendo alcanzado las 405,5 ppm en 2017. Se prevé que en 2018 y 2019 las concentraciones de gases de efecto invernadero aumenten todavía más.

También se explican con detalle los riesgos relacionados con el clima y sus impactos en la salud y el bienestar de las personas, las migraciones y los desplazamientos, la seguridad alimentaria, el medioambiente, y los ecosistemas oceánicos y terrestres. Asimismo, se catalogan los fenómenos extremos que suceden en todo el mundo.

En 2018 la mayoría de los peligros naturales que afectaron a casi 62 millones de personas estuvieron asociados con fenómenos meteorológicos y climáticos extremos. Las inundaciones siguieron siendo el fenómeno con mayor número de afectados –más de 35 millones de personas–, según un análisis de 281 fenómenos registrados por el Centro de Investigación de la Epidemiología de los Desastres y por la Estrategia Internacional de las Naciones Unidas para la Reducción de los Desastres. Los huracanes Florence y Michael fueron dos de los catorce “desastres de miles de millones de dólares” que se produjeron en 2018 en los Estados Unidos de América. Causaron alrededor de 49 000 millones de dólares en daños y más de 100 víctimas mortales. El supertifón Mangkhut afectó a más de 2,4 millones de personas y provocó la muerte de, al menos, 134 personas, fundamentalmente en Filipinas. En Europa, el Japón y los Estados Unidos se atribuyeron más de 1 600 muertes a las intensas olas de calor y a los incendios forestales, que se consideraron además causantes de daños materiales sin precedentes por un valor de casi 24 000 millones de dólares en los Estados Unidos. En el estado de Kerala (India) se produjeron las lluvias más copiosas y las peores inundaciones en casi un siglo.

Esta Declaración se basa en aportaciones de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales, una amplia comunidad de expertos científicos y organismos de las Naciones Unidas. Se hará oficialmente pública en una conferencia de prensa conjunta en la que participarán António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa Garcés, Presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y Petteri Taalas, Secretario General de la OMM. La conferencia tendrá lugar en la Sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, y coincidirá con una reunión de alto nivel sobre el clima y el desarrollo sostenible para todos.

 

Fuente: Organización Meteorológica Mundial

Los impactos del Cambio Climático se manifiestan en forma de olas de calor registrando el mes de agosto más cálido

Uno de los impactos más representativos del cambio climático es el aumento de la temperatura media del planeta, el aumento de los eventos extremos como olas de calor, lluvias torrenciales o sequías, así como el riesgo de incendios forestales. Por ello, el cambio climático contribuye al aumento de las temperaturas típicas de la época estival.

Este pasado mes de agosto Europa ha sido testigo de la incidencia del cambio climático al registrar las temperaturas más altas desde el siglo XIX. La temperatura media del mes de agosto de 2018 ha sido 0,35°C superior a los promedios de temperaturas en los meses de agosto registrados entre los años 1981 y 2010, tal y como lo recoge la Organización Meteorológica Mundial (World Meteorological Organization, WMO). Es la tercera vez este año que las temperaturas medias en el continente europeo superan los promedios de años anteriores (en los meses de abril y mayo). Atendiendo a los datos globales de temperaturas medias en el mes de agosto, se observa que ésta ha sido 0,45°C mayor que los promedios registrados en 1981-2010.

Estas superaciones de temperaturas medias a nivel global han tenido una gran influencia por parte del evento meteorológico de El Niño (calentamiento del Pacífico Ecuatorial), que ha visto incrementado su impacto derivado de las actividades humanas. Por otra parte, el menor impacto del evento meteorológico de La Niña (enfriamiento del Pacífico), que ha registrado las temperaturas más cálidas en años.

La mayoría de los países nórdicos y bálticos han registrado también el mes de agosto más cálido en años. Lo mismo ha ocurrido en Rusia y en muchas partes de Siberia, el Océano Ártico, China y Sureste Asiático. Por su parte, España y Portugal, han registrado severas olas de calor.

En Estados Unidos se ha registrado el cuarto mes de agosto más cálido de la historia, más cálido que el último récord registrado en 2016. Otro de los impactos derivados del cambio climático registrados en EEUU han sido los incendios forestales que han azotado el oeste del país, especialmente en el estado de California. Estos incendios también han tenido graves consecuencias en Canadá, donde se ha tenido que declarar el estado de emergencia tras la quema de más de 1 millón de hectáreas.

Las inundaciones han tenido gran impacto en Japón donde, además de registrar las quintas temperaturas más altas registradas en meses de verano, también sufrieron inundaciones devastadoras en julio. En India, las lluvias torrenciales sobre Kerala se han registrado como las peores inundaciones registradas en décadas. Estas inundaciones también afectaron a los países de Laos y Cambodia.

Al mismo tiempo, en el hemisferio sur, se han registrado temperaturas por encima de los promedios típicos para estos meses, especialmente en el sur de África. Australia por su parte, ha registrado uno de los inviernos más calurosos en años, extremadamente secos debidos a la falta de lluvia.

Fuentes de información interesantes:

Climate Change Service (European Commission, Copernicus, ECMWRF) https://climate.copernicus.eu/surface-air-temperature-august-2018

World Meteorological Organization https://public.wmo.int/en/media/news/summer-sees-heat-and-extreme-weather

 

 

El Mar Menor en riesgo por el aumento de metro y medio del nivel del agua

De acuerdo con un nuevo estudio publicado por la revista Sustainability sobre el riesgo de inundación debido al aumento del nivel del mar en el Mar Menor, el nivel del agua podría subir hasta 1,5 metros agravado por el incremento de la altura media de la ola de 4 metros. La vulnerabilidad del Mar Menor frente a las inundaciones es muy elevada y podría verse agravada en un futuro por el aumento de la población en zonas costeras.

A pesar de que en los últimos 25 años la subida del nivel del mar ha alcanzado niveles de 1,2 y 1,5 mm al año, el escenario para los próximos 100 años para la Manga del Mar Menor presenta una situación más grave: un aumento de 1,5 metros. Dicho informe publicado ha destacado ciertas zonas especialmente vulnerables como el sur de San Pedro del Pinatar, Santiago de la Ribera, parte del aeropuerto de San Javier, Los Alcázares, Playa Honda y otros complejos hoteleros. Por otro lado, se ha observado que las zonas más densamente pobladas concuerdan con aquellas que presentan el mayor riesgo.

Por otro lado, destacan que, a corto plazo, los eventos tormentosos son los que suponen un mayor riesgo ya que pueden llegar a provocar graves daños tanto humanos como económicos. Concretamente, los hoteles situados a pocos metros de la playa se encuentran muy expuestos a eventos repentinos de la naturaleza y su capacidad de reacción es muy limitada. El Mar Menor como se conoce actualmente podría desaparecer dejando solo dos zonas sin inundar a modo de islas.

Figura 1. Mapa de la vulnerabilidad de la costa en el Mar Menor

Gracias a este estudio ha sido posible identificar las zonas más vulnerables a inundaciones como consecuencia del aumento del nivel del mar en un plazo de 100 años y poder plantear medidas que reduzcan el impacto de la propia subida del nivel o de los eventos extremos, como las tormentas.

Fuente: Analysis of Flood Risk Due to Sea Level Rise in the Menor Sea (Murcia, Spain), Sustainability, 2018

 

 

La sequía extrema agravada por el cambio climático acaba con las reservas de agua de Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo Fuente: https://www.meteorologiaenred.com/ciudad-del-cabo-se-queda-sin-agua-causa-la-sequia.html

La época de sequía de Ciudad del Cabo incrementada por los efectos del cambio climático está provocando la desaparición del agua en la ciudad.

Ciudad del Cabo es la segunda ciudad más grande de Sudáfrica y el corazón del turismo del país y se prevé, según diversas fuentes, que se quedará sin agua para mediados de este año. Esto supone una necesidad apremiante de reducir el consumo de agua tanto de la población de la ciudad como de los turistas que visitan la zona. A este día en el que se estima que Ciudad del Cabo se quedará sin agua se le ha denominado Día Cero.

Los factores que han ocasionado esta situación son la extrema sequía que está asolando la ciudad acompañada por un aumento de las temperaturas que a su vez genera un aumento de la evaporación del agua. Además, desde hace 2 años, la ciudad recoge cantidades cada vez menores de precipitación en la época de lluvias (abril-octubre) que ha sido mucho más notable en la pasada temporada.

Esta situación ha provocado la necesidad de tomar medidas urgentes en la ciudad, con lo que se ha decidido limitar el consumo de agua de la población a 50 litros por habitante y día (como dato, la OMS recoge un consumo medio de agua durante una ducha de 5 minutos de casi 100 litros).

Antes y después del pantano Theewaterskloof de Ciudad del Cabo Fuente: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2018-01-12/ciudad-cabo-dia-cero-agua-sequia-chungo_1505333/

Como puede verse, los efectos del cambio climático se hacen cada vez más visibles en el planeta y es obligación de todos actuar contra ello. Soluciones como las propuestas en estas situaciones de alarma extrema son únicamente preventivas, por lo que resulta fundamental la elaboración de políticas encaminadas a llevar a cabo una buena gestión del agua.

Fuente: Meteorología en red https://www.meteorologiaenred.com/ciudad-del-cabo-se-queda-sin-agua-causa-la-sequia.html