Archivo de la categoría: Acción por el clima

IDOM, DENTRO DE LA INICIATIVA CIUDADES C40, REALIZARA EL ANALISIS DE BENEFICIOS PARA CINCO CIUDADES DE AMERICA LATINA

Desde junio a septiembre de 2020, el equipo de Cambio Climático de IDOM desarrollara el proyecto “Análisis de Beneficios para las ciudades de Lima, Quito, Guadalajara, Buenos Aire y Medellín”.

Este proyecto se enmarca dentro de la iniciativa Ciudades C40, cuyo objetivo principal es desarrollar una serie de medidas para hacer frente al cambio climático desde el punto de vista de la mitigación y la adaptación en ciudades, impulsando una acción urbana que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero y los riesgos climáticos, aumentando al mismo tiempo la salud, el bienestar y las oportunidades económicas de los ciudadanos.

Es importante, por lo tanto, que las medidas adoptadas vayan un paso más allá en términos de articulación con la ciudadanía, económicos y otros aspectos transversales, teniendo en cuenta las grandes ventajas que pueden ofrecer a las ciudades sostenibles.

En este sentido, el presente proyecto pretende complementar los resultados obtenidos de las acciones llevadas a cabo con anterioridad en las citadas ciudades, aportando una visión más amplia del impacto real de las medidas, integrando los beneficios no climáticos (Equidad social, beneficios para la salud, creación de empleo, ahorro, etc.) y las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero tras su implementación.

Además, servirá para reflejar si estos beneficios se distribuyen equitativamente entre toda la sociedad, especialmente prestando atención a los grupos más vulnerables como las mujeres, las personas con un alto de la pobreza, las personas con discapacidades y los ancianos.

El proyecto se desarrollará en dos fases sucesivas. En la primera parte del proyecto, se trabajará con dos acciones por ciudad para calcular sus beneficios no climáticos, como el número de nuevos puestos de empleo creados, ahorros económicos y en tiempo, mejoras en la salud, etc.

Adicionalmente, se realizará el análisis de la distribución equitativa de los beneficios obtenidos entre los grupos vulnerables de la población.

Para el análisis de estos beneficios no climáticos y su distribución equitativa, se van a emplear las herramientas públicas elaboradas por C40 (https://resourcecentre.c40.org/resources/equitable-impacts) , las cuales nos permitirán determinar, entre otros, los beneficios de:

  • Impacto de desplazarse en bicicleta o andando frente a los medios de transporte actuales.
  • Modernizaciones en edificios para clima frio.
  • Mejor recolección y segregación de residuos.
  • Ahorros potenciales en tiempo de viajes, asociado a precios de congestión de trafico
  • Tránsito rápido de autobuses.

En la segunda parte, se realizará una prueba piloto de otra herramienta elaborada por el equipo de C40 para el cálculo de reducción de emisiones de GEI con tres ciudades.

El equipo de cambio climático de IDOM celebra en Lima dos talleres en los que presenta los avances realizados en la elaboración del Plan Nacional de Adaptación del Perú 2030

Desde el pasado lunes 13 de enero el equipo de cambio climático de IDOM se encuentra en Lima (Perú) celebrando dos talleres para la presentación de los avances realizados en la elaboración del documento 0 del Plan Nacional de Adaptación (NAP, por sus siglas en inglés) del Perú.

En países como Perú donde existe el componente de adaptación en las contribuciones nacionalmente determinadas (NDC, por sus siglas en inglés), su proceso de implementación y la formulación del NAP se encuentran estrechamente relacionados. En primer lugar, las NDC dan a conocer los objetivos y metas que se prevén para la adaptación; y el NAP da cuenta de cómo se planificará, implementará y monitoreará la adaptación.

En este sentido, en diciembre del 2018, se aprobó en Perú el Informe final del Grupo de Trabajo Multisectorial de naturaleza temporal encargado de generar información técnica para orientar la implementación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (GTM-NDC). Dicho informe contiene 153 medidas de adaptación y mitigación que forman parte de la NDC de Perú al año 2030, siendo 91 de ellas relativas a la adaptación al cambio climático de 5 áreas temáticas (agricultura, bosques, agua, salud y pesca y acuicultura). Es en este contexto en el que nace el NAP. Alineado con la Estrategia Nacional ante el Cambio Climático (ENCC) y permitiendo su actualización en el componente de adaptación, se antoja como un instrumento estratégico que oriente la adaptación al cambio climático a nivel nacional y subnacional; y recoja los avances realizados en términos de las contribuciones nacionalmente determinadas en adaptación, las estrategias regionales de cambio climático (ERCC) y los planes locales de cambio climático (PLCC).

En los talleres los asistentes, entre los que se encuentran los representantes de las instituciones responsables de la implementación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas en Adaptación y de la cooperación internacional que vienen brindando su apoyo en la construcción del NAP, persiguen un doble objetivo:

  • Continuar avanzando en el proceso de construcción del NAP, consolidando los modelos conceptuales de cada área temática, así como exponiendo la necesidad de contar con información consistente para desarrollar un análisis de riesgos climáticos en el Perú
  • Construir las situaciones futuras deseadas, situaciones más favorables y factibles de ser alcanzadas en Perú bajo escenarios de cambio climático por cada área temática en términos de reducción de exposición y sensibilidad y/o aumento de la capacidad adaptativa.

 

Los fondos de inversión ponen el foco en el cambio climático

El presidente de BlackRock (Larry Fink), la mayor gestora de fondos del mundo ha aprovechado la carta anual que emite a los presidentes y consejeros delegados de las principales compañías para trasladar su apuesta por aquellas empresas que comuniquen convenientemente su información de sostenibilidad. De hecho, ha recalcado que estarán cada vez más dispuestos a votar en contra de los equipos directivos y los miembros de los consejos cuando las empresas no hagan suficientes esfuerzos en materia climática.

Esta iniciativa ya comenzó el año pasado, cuando Fink votó en contra o se abstuvo en la elección de 4.800 consejeros en 2.700 empresas por la falta de transparencia en términos de sostenibilidad.

Fuente: El mayor fondo de inversión del mundo castigará a las empresas que no luchen contra el cambio climático, El País.

El calentamiento global ha generado un impacto en el crecimiento económico ya que cada vez los inversores son más conscientes de que el factor climático supone un riesgo no solo a nivel medioambiental sino también económico. Larry Fink ha asegurado que, desde el punto de vista de la inversión, aquellas empresas que integren en sus políticas acciones climáticas pueden proporcionar a largo plazo mejores rentabilidades ajustadas al riesgo.

Esta transparencia en cuanto a la sostenibilidad debe tener un propósito, concretamente en este caso, debe perseguir un capitalismo más sostenible e inclusivo. De esta forma, dicha transparencia debería ayudar a los inversores a valorar qué empresas responden ante sus grupos de interés. Fink hace hincapié que los inversores deben tener información más clara acerca de la gestión medioambiental de las empresas incluyendo a su vez información acerca de la sostenibilidad en su cadena de suministro.

Concluye que, tarde o temprano, como consecuencia del cambio climático, se va a producir una importante reasignación de capital entre las empresas a nivel mundial la cual estará fuertemente influenciada por la apuesta por un desarrollo sostenible.

Más información: BlackRock

 

El Consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, anuncia la aprobación de la nueva Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030

 

El pasado martes 7 de enero el Gobierno Vasco aprobó la Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030, documento estratégico a través del cual se pretende consolidar a Euskadi como una región referente a nivel europeo en economía circular.

Tras la publicación en 2018 del Diagnóstico de Economía Circular y el Panel de indicadores de Economía Circular (este último elaborado por IDOM), Euskadi se propone en el horizonte 2030 impulsar la transición desde el modelo económico lineal tradicional hacia uno circular que reafirme la descarbonización de la economía vasca y la progresiva reducción tanto en el consumo de materiales como en la generación de residuos. Además, como resultado de dicha transición se espera el aumento de la facturación de las empresasvascas hasta los 10.000 millones de euros en productos más circulares, la creación de 3.000 nuevos puestos de trabajo y la reducción de un 26% las emisiones de carbono asociadas al consumo.

A través del Consejo de Gobierno el Consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, señaló el incremento del 30% de la productividad material, la ampliación en un 30% la tasa de uso de material circular y la reducción de un 30% la tasa de generación de residuos por unidad de PIB como los tres grandes objetivos de la Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030. Asimismo, apuntó que la nueva estrategia, para cuya aplicación efectiva se cuenta con un Plan de Acción 2025, se articulará a través de 10 líneas de actuación relativas a cuatro ámbitos de actuación:

  • Competitividad e Innovación
  1. Nuevos modelos de negocio circulares
  2. Innovación y nuevas tecnologías en economía circular
  3. Nuevos materiales sostenibles para prolongar la vida útil de los productos
  • Producción
  1. Ecodiseño de productos y edificios
  2. Fabricación eficiente
  • Consumo
  1. Fomentar un modelo de consumo más circular
  2. Reducir el despilfarro alimentario
  3. Promover el uso más eficiente de plásticos.
  • Gestión de residuos y materias primas secundarias
  1. Aumentar la tasa de reutilización, reciclaje y recuperación de residuo
  2. Incrementar el uso de materias primas secundarias.

El BEI aprueba movilizar un billón de euros para luchar contra el cambio climático

El jueves, 21 de noviembre, el Banco de Inversión Europeo (BEI) anunció a través de su Consejo de Administración la decisión de dejar de financiar nuevos proyectos basados en los combustibles fósiles lo cual afirma su alineación con la estrategia europea de cambio climático. Esta decisión de dejar de financiar este tipo de proyectos se hará efectiva a partir de 2021 para lo cual desbloqueará un billón de euros a lo largo de la próxima década. A través de esta medida el BEI pretende convertirse en la banca climática de Europa.

En línea con esta medida, el BEI se ha propuesto alcanzar una cuota de renovables del 32% en toda la Unión Europea, acercándose al propósito de 2050 de descarbonizar toda la economía europea en línea con los objetivos planteados en el Acuerdo de París. Los socios del BEI también se han fijado el mismo objetivo de descarbonización para 2050 a excepción de Polonia, Hungría, la República Checa y Estonia.

Werner Hoyer, el presidente del banco, declaró que “El BEI ha sido el banco climático de Europa durante años. Hoy ha decidido dar un salto cuantitativo en su ambición. Dejaremos de financiar combustibles fósiles y lanzaremos la inversión de estrategia climática de cualquier institución financiera en el mundo”.

Si bien es cierto que desde 2014, el BEI ya venía apoyando proyectos basados en las energías renovables y eficiencia energética, a partir de ahora podrá financiar hasta el 75% del coste de proyectos de inversión en aquellos países en los que la dependencia de los combustibles fósiles es fundamental dentro de su economía.

Concretamente, esta medida se basa en cinco compromisos definidos por el BEI para la próxima década:

  • Priorización de proyectos de eficiencia energética en línea con los objetivos de la Unión Europea bajo la Directiva de Eficiencia Energética de la UE
  • Permitir la descarbonización de la energía a través del apoyo a proyectos basados en tecnología baja o neutra en carbono, con el objetivo de alcanzar una cuota de participación del 32% de energías renovables para 2030
  • Aumentar la financiación para la producción de energía descentralizada, almacenamiento de energía y e-movilidad
  • Asegurar inversión para fuentes de energía nuevas e intermitentes como la eólica y la solar
  • Aumentar el impacto de la inversión para apoyar la transformación de la energía más allá de las fronteras de la Unión Europea

El BEI plantea además disminuir el umbral a 250 gramos de CO2 equivalente el kilovatio hora producido para apoyar a los nuevos proyectos energéticos.

Para más información: https://www.eib.org/en/press/all/2019-313-eu-bank-launches-ambitious-new-climate-strategy-and-energy-lending-policy.htm