Archivo de la categoría: Energías renovables

IDOM apoyará a Siemens-Gamesa en el desarrollo de un Plan de Sostenibilidad Ambiental en su unidad de negocio de Onshore

IHOBE, a través del Basque Ecodesign Center (BEdC) y con el apoyo del equipo de cambio climático de IDOM, comenzará a trabajar junto con Siemens-Gamesa en la definición de un Plan de Sostenibilidad Ambiental que sirva como hoja de ruta para evolucionar en su objetivo de 0 emisiones en 2025 para su unidad de negocio de Onshore.

Actualmente, la organización calcula y verifica anualmente la huella de carbono de su unidad de Onshore y desarrolla y reporta acciones de reducción de emisiones, sin embargo, no existe aún una estrategia u hoja que integre la información existente y la implemente de forma eficiente.

Para dar respuesta a esto, el objetivo de esta iniciativa es elaborar un plan que integre los aspectos de mitigación al cambio climático y la economía circular, con el fin de lograr:

  • La reducción de emisiones a 2025.
  • La identificación de acciones más adecuadas.
  • Establecer una hoja de ruta para alcanzar el objetivo fijado.
  • Establecer un marco de seguimiento.
  • Establecer los recursos necesarios.

El alcance de los trabajos incluye:

  • Planificación del alcance del plan.
  • Diagnóstico de GEI y materiales.
  • Identificación de buenas prácticas en mitigación al cambio climático y economía circular.
  • Desarrollo de un escenario tendencial de GEI y materiales.
  • Identificación, selección y desarrollo de acciones dirigidas a alcanzar los objetivos fijados.
  • Cuantificación de la reducción de emisiones de GEI y materiales correspondientes a la implementación de las acciones seleccionadas, así como el coste aproximado de cada una de ellas.
  • Planificación de indicadores de gestión para las acciones y desarrollo de un marco de seguimiento a partir de indicadores de impacto.
  • Generación de un escenario de la Estrategia de Cambio Climático.

Para más información sobre el proyecto puede contactar con Asier Rodríguez (asier.rodriguez@idom.com).

El equipo de cambio climático de IDOM presente en el Basque Ecodesign Meeting 2020 celebrado en Bilbao

El Basque Ecodesign Meeting (BEM) 2020 ha dejado claro que la economía circular y baja en carbono es un proceso irreversible, en el que ciudadanía, empresas y administraciones deben avanzar juntos.

El pasado 26-27-28 de febrero el equipo de cambio climático de IDOM ha asistido al congreso Basque Ecodesign Meeting (BEM) 2020 celebrado en el Palacio de Congresos Euskalduna de Bilbao y que es considerado el mayor congreso sobre ecodiseño del sur de Europa.

Organizado por el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco a través de la sociedad pública IHOBE, y el Basque Ecodesign Center, el BEM ha acercado a Euskadi a más de 700 profesionales de ámbitos tan dispares como las energías renovables, la automoción, la movilidad, la construcción, la maquinaria, la alimentación o el sector de mobiliario, unidos todos ellos por el interés en tendencias y retos para lograr productos y servicios ecodiseñados y creados bajo la lógica de la economía circular.

En su inauguración, casi un mes después del desprendimiento del vertedero de Zaldibar que mantiene desaparecidos a dos trabajadores, el consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, ha reivindicado que Euskadi tiene que “replantear a fondo el modelo de gestión de residuos” para que “no resulte tan cómodo y tan barato optar por el vertido como hasta ahora”, y ha apostado por medidas como la creación de una “tasa ecológica de vertido, una tasa o canon consistente y disuasorio”. Asimismo, ha ligado dicha realidad con la necesidad de continuar incrementando las tasas de reciclaje, cifrada en el 52% en 2016, e impulsar un modelo económico en el que se incentiven iniciativas de ecodiseño y economía circular. En este sentido, el consejero ha comentado que “esta nueva edición del BEM se celebra en un contexto en el que la Unión Europea nos plantea una nueva política medioambiental plasmada en el denominado Pacto Verde, para impulsar el cambio hacia un sistema energético y económico más eficiente en el uso de los recursos a través de la innovación”.

A lo largo de las dos primeras jornadas del BEM los profesionales, además de abordar los nuevos retos y tendencias del ecodiseño, y de observar los avances realizados en la materia por las empresas vascas, han podido asistir a diversas mesas sectoriales. A través de estas, se ha reflexionado sobre sustancias reciclables en el sector químico, sobre los materiales críticos en el sector del metal, sobre la necesidad de modularizar y remanufacturar en el área de mobiliario, sobre nuevos envases sostenibles en el ámbito alimentario o sobre la utilización de materiales sostenibles y ligeros, así como del alargamiento de la vida de los productos o la segunda vida de materiales en el área de movilidad y automoción, entre otros.

La sesión del viernes se ha centrado en que la revolución verde esté garantizada en las nuevas generaciones. Se han mostrado experiencias de jóvenes de centros de formación profesional y de la Escuela de Hostelería de Galdakao sobre emprendimiento verde y para reducir el despilfarro de alimentos en el ámbito agroalimentario. Además, los más de 200 estudiantes de universidades y Formación Profesional que han asistido, así como su profesorado, han participado en diversas dinámicas y juegos para acercarse a los conceptos del ecodiseño y de la economía circular.

Exposición ‘20 años de ecodiseño Made in Euskadi’

En el marco del encuentro, se ha instalado en el propio Palacio Euskalduna la exposición ‘20 años de ecodiseño Made in Euskadi’ con el propósito de mostrar a la ciudadanía cómo Euskadi se ha convertido en uno de los principales referentes en ecodiseño desde que hace 20 años surgieran los primeros proyectos.

La muestra, con más de 130 productos ecodiseñados y fabricados íntegramente en el Euskadi por 98 empresas, es la primera de estas dimensiones en Europa, albergando desde estuches para instrumentos musicales hasta prendas de vestir, así como eslabones de cadenas de grandes dimensiones, lámparas o botellas.

El consejero Arriola ha subrayado que la exposición es una muestra que refleja la “excelencia alcanzada por el tejido industrial vasco en economía circular” y de la “madurez ambiental de Euskadi”. Arriola ha aplaudido la posición de liderazgo de Euskadi en materia de ecodiseño, con 55 empresas certificadas en ecodiseño y 43 productos con declaración ambiental (el 31% de las declaraciones en España, según los últimos datos).

 

Avances en la tramitación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España

El pasado lunes 10 de febrero se llevó a cabo la reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente (CAMA) para tomar en consideración el nuevo borrador del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (APLCCTE), tras haber sido sometido a información y audiencia públicas e incorporar las alegaciones resultantes del proceso, así como haber sido informado por los demás departamentos ministeriales. Posteriormente, el borrador será tratado en Conferencia Sectorial con las Comunidades Autónomas y por el Consejo de Estado, antes de ser remitido al Consejo de Ministros e iniciar su tramitación parlamentaria.

El APLCCTE será el marco normativo e institucional para facilitar la progresiva adecuación de nuestra realidad a las exigencias que regulan la acción climática. Esta herramienta facilitará y orientará la descarbonización de la economía española a 2050, una descarbonización que tiene que ser socialmente justa.

El nuevo borrador presentado consta de 37 artículos (frente a los 28 del texto anterior) distribuidos en 9 títulos, uno más que el anterior. Este nuevo título está dedicado a la gobernanza y la participación pública, estableciendo un Comité de Cambio Climático y Transición Energética, responsable de evaluar y hacer recomendaciones sobre las políticas y medidas en materia de Clima y Energía, elaborando un informe anual remitido al Congreso de los Diputados.

Los objetivos recogidos en el texto sobre reducción de las emisiones de GEI, introducción de energías renovables y uso más eficiente de la energía son:

  • Para el 2030, reducir las emisiones de GEI en un 20% respecto a los valores de 1990 (reducción de un 33% de las emisiones generadas en 2017). Generar el 70% de la electricidad mediante renovables, al menos el 35% del consumo final de energía procedente de renovables y mejorar la eficiencia energética en al menos un 35% respecto al escenario tendencial.
  • Para el 2050, alcanzar la neutralidad en carbono y tener un sistema eléctrico 100% renovable.

Algunos de los aspectos más relevantes que recoge el APLCCTE propuestos para el logro de los objetivos anteriores, se citan a continuación:

Los municipios > 50.000 habitantes y los territorios insulares tendrán la obligación de establecer zonas de bajas emisiones no más tarde de 2023. Dichos municipios y territorios insulares deberán también impulsar medidas de movilidad eléctrica compartida.

Con el fin de favorecer la expansión del vehículo eléctrico, el Gobierno desarrollará y pondrá a disposición del público una plataforma de información sobre puntos de recarga. Además, se introducen obligaciones de instalar al menos un punto de recarga rápida en estaciones con ventas superiores a 5 millones de litros de gasóleo y gasolina.

Reducción de las emisiones del transporte marítimo mediante el objetivo de cero emisiones directas de los buques cuando estén amarrados o fondeados en los puertos de competencia del estado para el año 2050.

Se establecerán también objetivos anuales de suministro de biocarburos en el transporte aéreo, con especial énfasis en los de carácter avanzado y los procedentes de fuentes renovables de origen no biológico.

Se recoge la necesidad de adoptar medidas para alcanzar a tener un parque de turismos y vehículos comerciales ligeros sin emisiones directas de CO2 para el año 2050, a través de todas las administraciones.

El anteproyecto recoge también la ampliación del porcentaje de los Presupuestos Generales del Estado destinados a alcanzar los objetivos en materia de cambio climático y transición energética. Esta cantidad, aún por fijar, será superior al 20%. Además, el Gobierno promoverá una financiación adecuada de las prioridades en materia de investigación desarrollo e innovación de cambio climático y transición energética que se incluyan en las sucesivas Estrategias españolas de Ciencia y Tecnología y de Innovación.

Se establece la obligación de algunas entidades de presentar informes en los que realicen una evaluación del impacto de los riesgos asociados al cambio climático generado por la exposición a éste de su actividad.

El APLCCTE recoge un apartado dedicado a la adaptación al cambio climático donde se recogen objetivos estratégicos concretos, indicadores asociados y medidas de adaptación, relacionados con la planificación y gestión del desarrollo urbano, edificación e infraestructuras del transporte, protección de la biodiversidad frente al calentamiento global, política forestal y desarrollo rural, planificación y gestión del agua y de la costa y seguridad alimentaria.

La participación ciudadana tiene un título dedicado exclusivamente dentro de la APLCCTE. Se establece que cualquier plan, estrategia, instrumento y disposición que se adopte en materia de cambio climático deberá realizarse garantizando la participación de los agentes sociales y económicos interesados, y del público en general.

A partir de 2021 se convocarán subastas para impulsar la construcción de al menos 3.000 MW de instalaciones renovables. Se recoge también promover y facilitar la eficiencia energética y el uso de fuentes renovables en el ámbito de la edificación.

El APLCCTE recoge en un título el objetivo de fomentar la actividad económica y la mejora de la empleabilidad de los trabajadores en la transición hacia un desarrollo bajo en carbono.

Por otra parte, se ha presentado el borrador actualizado del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) que propone una senda de descarbonización para la próxima década coherente con el aumento de la ambición frente al cambio climático.

 

Fuente: https://www.miteco.gob.es/es/prensa/ultimas-noticias/la-ley-de-cambio-clim%C3%A1tico-y-transici%C3%B3n-energ%C3%A9tica-entra-en-la-recta-final-de-su-tramitaci%C3%B3n-administrativa/tcm:30-506983

 

Se declara el estado de Emergencia Climática en España

En línea con lo decretado previamente por el Parlamento Europeo, España se ha unido a la Declaración de Emergencia Climática este mismo martes durante el Consejo de Ministros. Este estado irá acompañado por una serie de medidas de actuación en términos de responsabilidad medioambiental, social y política.

Entre las medidas de actuación recogidas en el primer borrador de la Declaración se plantea el reto de alcanzar tasas de consumo de energía renovable más altas a las actuales así como alcanzar la neutralidad climática para 2050 mediante la dependencia exclusiva de energías renovables, un parque de vehículos no contaminantes y un sistema agrario neutro en CO2. El listado definitivo de medidas y objetivos será recogido en el Plan de Energía y Clima, actualmente en proceso de revisión por la Comisión Europea.

La implementación de dichas medidas pretende abarcar todos los sectores, desde los grandes emisores de gases de efecto invernadero, como pueden ser el sector transporte y el agrícola, hasta el sector energético. Además se compromete a impulsar la transformación del modelo industrial y del sector servicios, sobre todo de aquellos que dependan exclusivamente de combustibles fósiles. Por el momento, en los primeros 100 días de Gobierno, este se ha comprometido a implementar cinco de las 30 medidas de actuación contempladas.

En línea con la Declaración del estado de Emergencia Climática, se ha remitido al Congreso la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que es una de las prioridades de la vicepresidenta Teresa Ribera. Asimismo, en un futuro próximo se prevé presentar el Plan Nacional de Adaptación reforzando la participación de los actores clave a través de la creación de una Asamblea Ciudadana del Cambio Climático.

Esta Declaración pretende implementar una serie de políticas públicas transversales que encaminen a la economía y a la sociedad a un futuro común, más justo y equitativo y hacia una transición ecológica que ponga al ciudadano en el centro.

El BEI aprueba movilizar un billón de euros para luchar contra el cambio climático

El jueves, 21 de noviembre, el Banco de Inversión Europeo (BEI) anunció a través de su Consejo de Administración la decisión de dejar de financiar nuevos proyectos basados en los combustibles fósiles lo cual afirma su alineación con la estrategia europea de cambio climático. Esta decisión de dejar de financiar este tipo de proyectos se hará efectiva a partir de 2021 para lo cual desbloqueará un billón de euros a lo largo de la próxima década. A través de esta medida el BEI pretende convertirse en la banca climática de Europa.

En línea con esta medida, el BEI se ha propuesto alcanzar una cuota de renovables del 32% en toda la Unión Europea, acercándose al propósito de 2050 de descarbonizar toda la economía europea en línea con los objetivos planteados en el Acuerdo de París. Los socios del BEI también se han fijado el mismo objetivo de descarbonización para 2050 a excepción de Polonia, Hungría, la República Checa y Estonia.

Werner Hoyer, el presidente del banco, declaró que “El BEI ha sido el banco climático de Europa durante años. Hoy ha decidido dar un salto cuantitativo en su ambición. Dejaremos de financiar combustibles fósiles y lanzaremos la inversión de estrategia climática de cualquier institución financiera en el mundo”.

Si bien es cierto que desde 2014, el BEI ya venía apoyando proyectos basados en las energías renovables y eficiencia energética, a partir de ahora podrá financiar hasta el 75% del coste de proyectos de inversión en aquellos países en los que la dependencia de los combustibles fósiles es fundamental dentro de su economía.

Concretamente, esta medida se basa en cinco compromisos definidos por el BEI para la próxima década:

  • Priorización de proyectos de eficiencia energética en línea con los objetivos de la Unión Europea bajo la Directiva de Eficiencia Energética de la UE
  • Permitir la descarbonización de la energía a través del apoyo a proyectos basados en tecnología baja o neutra en carbono, con el objetivo de alcanzar una cuota de participación del 32% de energías renovables para 2030
  • Aumentar la financiación para la producción de energía descentralizada, almacenamiento de energía y e-movilidad
  • Asegurar inversión para fuentes de energía nuevas e intermitentes como la eólica y la solar
  • Aumentar el impacto de la inversión para apoyar la transformación de la energía más allá de las fronteras de la Unión Europea

El BEI plantea además disminuir el umbral a 250 gramos de CO2 equivalente el kilovatio hora producido para apoyar a los nuevos proyectos energéticos.

Para más información: https://www.eib.org/en/press/all/2019-313-eu-bank-launches-ambitious-new-climate-strategy-and-energy-lending-policy.htm