Archivo de la categoría: Transición Energética

El pasado 9 de julio se celebró la cumbre de Transiciones de Energía Limpia de la Agencia Internacional de la Energía

Ministros de los principales países representantes de la economía mundial celebraron el pasado jueves 9 de julio la cumbre de Transiciones de Energía Limpia de la Agencia Internacional de la Energía (IEA). El objetivo de esta reunión consistió principalmente en discutir medidas para impulsar economías, crear puestos de trabajo, reducir las emisiones globales y crear sistemas energéticos más resilientes. Los ministros asistentes representan casi el 80% de los países consumidores de energía del mundo y emisores de gases de efecto invernadero.

A continuación se detallan los temas que se trataron:

  • Aceleración de la innovación tecnológica de la energía limpia
  • Recuperación de la pandemia inclusiva y equitativa
  • Sostenibilidad y seguridad energética

Los asistentes remarcaron que la presente Cumbre se está produciendo durante un punto de inflexión donde el mundo está haciendo frente a retos urgentes y colectivos para reconstruir la economía, crear puestos de trabajo y acelerar transiciones hacia la energía limpia.

Se compartieron una serie de datos relacionados con la eficiencia energética, el desarrollo sostenible y la economía mundial. Durante la cumbre, se celebró el Plan de Recuperación Sostenible de la IEA, el cual define 30 acciones, ambiciosas recomendaciones políticas e inversiones objetivo. Este Plan, desarrollado en cooperación con el Fondo Monetario Internacional, podría impulsar el crecimiento económico en un 1,1% por año, creando o manteniendo 9 millones de empleos y evitando el crecimiento de las emisiones. Por otro lado, se subrayó que, de acuerdo con el Plan de Recuperación presentado, el 35% de nuevos empleos pueden ser creados a través de medidas de eficiencia energética y otro 25% a través de sistemas de generación de energía, especialmente en eólica, solar y modernizando e impulsando las redes eléctricas existentes.

Finalmente, los participantes enfatizaron la importancia de que la IEA continúe liderando la transición a la energía limpia y construyendo la base para la recuperación sostenible. Reafirmaron, además, la importancia del rol de la IEA para contribuir a la retroalimentación de buenas prácticas y conocimientos con otros casos de éxito. Los participantes subrayaron la necesidad de la IEA de continuar trabajando en el progreso de la transición hacia la energía limpia, especialmente, poniendo en valor los planes de recuperación tras la presente emergencia global que se está atravesando por el Covid.

Más información:

Se presenta ante las Cortes el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España

Ayer martes 19 de mayo, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) presentó ante las Cortes el primero proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (PLCCTE), como primer paso en la tramitación parlamentaria del proyecto de ley.

El principal objetivo a largo plazo del PLCCTE consiste en alcanzar la neutralidad de emisiones (neutralidad climática) antes del 2050, estableciéndose así mismo el objetivo a largo plazo del logro de un sistema eléctrico 100% renovable antes del año 2050.

En el contexto de la actual crisis provocada por el COVID-19 y la reactivación de la económica, el proyecto de ley proporciona a España la oportunidad de llevar a cabo dicha reactivación desde una perspectiva de transición ecológica mediante la modernización de la economía, una nueva reindustrialización, la generación de empleo verde y la atracción de inversiones que favorezcan una prosperidad inclusiva y respetuosa con los límites del planeta.

Además del objetivo a largo plazo, el PLCCTE fija también una serie de objetivos a corto-medio plazo:

  • Reducción de al menos un 20% las emisiones del conjunto de la economía española en 2030 respecto a 1990.
  • Lograr que como mínimo el 35% del consumo final de energía sea de origen renovable para antes del 2030.
  • Lograr un sistema eléctrico con la presencia de al menos un 70% de renovables en 2030
  • Reducción del consumo de energía primaria en al menos un 35% mediante la articulación de medidas de eficiencia energética.

Para alcanzar los objetivos a corto-medio plazo, se desarrollan los Planes Nacionales de Energía y Clima (PNIEC), responsable de establecer las medidas necesarias para alcanzar dichos objetivos. El primero de los PNIEC para el periodo 2021-2030 ha sido diseñado para lograr el objetivo de reducir las emisiones en un 23% a 2030 respecto a 1990, duplicando el porcentaje de consumo final de renovables hasta un 42%, logrando una presencia de renovables del 74% en el sistema eléctrico y mejorando la eficiencia energética en un 39,5% en 2030. Por otra parte, se elaborará también la Estrategia a Largo Plazo 2050.

En el marco del PLCCTE se establece también la obligación de las CCAA, a partir del día 31 de diciembre de 2021, de informar sobre todos sus planes de energía y clima en vigor.

Para alcanzar dichos objetivos, el PLCCTE establece varias líneas de actuación o acciones dirigidas a alcanzar la neutralidad climática:

  • Penetración de energías renovables en el mix eléctrico y la eficiencia energética, siendo considerados los pilares de la descarbonización. Tiene un impacto en el resto de los sectores.
  • Desarrollo de un nuevo marco retributivo para la generación de renovables, con el fin de fomentar la introducción de renovables en el sistema eléctrico, basado en el reconocimiento de un precio fijo por la energía.
  • Rehabilitación energética de edificios, clave en la eficiencia energética. Se facilitará el uso eficiente de la energía y el uso de fuentes renovables en la edificación.
  • Modelos de movilidad sostenible mediante la puesta en marcha de medidas para alcanzar en 2050 un parque de turismos y vehículos comerciales ligeros sin emisiones directas de CO2. Se fija además el objetivo de lograr un parque vehículos a 2040 con emisiones de 0 gCO2/km. Se establece a los municipios de más de 50.000 habitantes y territorios insulares, la obligación de diseñar medidas de mitigación de emisiones derivadas de la movilidad en su planificación de ordenación urbana, incluyendo la implementación de zonas de bajas emisiones, antes del 2023.
  • Implantación de puntos de recarga eléctrica a lo largo de todo el territorio nacional. Se establecerá la instalación progresiva de puntos en estaciones de servicio y edificios bajo criterios específicos. Respecto al transporte aéreo, el PLCCTE establece objetivos anuales de suministro de biocarburantes. En el caso del transporte marítimo, se fomentan medidas para alcanzar las cero emisiones directas en puertos de competencia del Estado para 2050.
  • Fomento del uso de gases renovables como el biogás, el biometano y el hidrógeno frente a los productos energéticos de origen fósil. El PLCCTE establece la finalización de otorgamiento de permisos de exploración, investigación o explotación de hidrocarburos en todo el territorio, incluyendo la fracturación hidráulica o “fracking”.
  • Destinar recursos necesarios a través de los Presupuestos Generales del Estado para contribuir a la lucha contra el cambio climático.
  • Diseño de medidas para la adaptación a los impactos del cambio climático, a través del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) con el fin de construir un país más seguro y biodiverso.
  • Establecer una transición justa que tenga en consideración a los colectivos y áreas geográficas más vulnerables, que se realizará a través de Estrategias de Transición Justas.
  • Refuerzo de la educación y capacitación frente al cambio climático a fin de incrementar el conocimiento sobre este desafía global. Se promoverá el tratamiento del cambio climático en los planes y estudios de las universidades y se promoverá la financiación en materia de investigación, desarrollo e innovación de cambio climático y transición energética.
  • Creación de un marco de gobernanza climática con el fin de reforzar el sistema mediante la evaluación y realización de posteriores recomendaciones sobre las políticas y medidas adoptadas.

 

Para más información, consultar la nota de prensa publicada en MITECO: https://www.miteco.gob.es/es/prensa/200519cminproyectoleycambioclimatico_tcm30-509230.pdf

Se declara el estado de Emergencia Climática en España

En línea con lo decretado previamente por el Parlamento Europeo, España se ha unido a la Declaración de Emergencia Climática este mismo martes durante el Consejo de Ministros. Este estado irá acompañado por una serie de medidas de actuación en términos de responsabilidad medioambiental, social y política.

Entre las medidas de actuación recogidas en el primer borrador de la Declaración se plantea el reto de alcanzar tasas de consumo de energía renovable más altas a las actuales así como alcanzar la neutralidad climática para 2050 mediante la dependencia exclusiva de energías renovables, un parque de vehículos no contaminantes y un sistema agrario neutro en CO2. El listado definitivo de medidas y objetivos será recogido en el Plan de Energía y Clima, actualmente en proceso de revisión por la Comisión Europea.

La implementación de dichas medidas pretende abarcar todos los sectores, desde los grandes emisores de gases de efecto invernadero, como pueden ser el sector transporte y el agrícola, hasta el sector energético. Además se compromete a impulsar la transformación del modelo industrial y del sector servicios, sobre todo de aquellos que dependan exclusivamente de combustibles fósiles. Por el momento, en los primeros 100 días de Gobierno, este se ha comprometido a implementar cinco de las 30 medidas de actuación contempladas.

En línea con la Declaración del estado de Emergencia Climática, se ha remitido al Congreso la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que es una de las prioridades de la vicepresidenta Teresa Ribera. Asimismo, en un futuro próximo se prevé presentar el Plan Nacional de Adaptación reforzando la participación de los actores clave a través de la creación de una Asamblea Ciudadana del Cambio Climático.

Esta Declaración pretende implementar una serie de políticas públicas transversales que encaminen a la economía y a la sociedad a un futuro común, más justo y equitativo y hacia una transición ecológica que ponga al ciudadano en el centro.

El ‘gabinete clima’, conformado por representantes del Gobierno de gran coalición alemán, trata de sentar las bases para lograr cumplir los compromisos de reducción de gases de efecto invernadero de Alemania

Representantes del Gobierno de gran coalición alemán liderado por Angela Merkel se reunieron ayer jueves 19 de septiembre para tomar una decisión relativa al gran paquete de medidas climáticas en el que trabajan desde hace meses. Dicha reunión, que según han informado medios alemanes se ha alargado hasta hoy viernes, pretende asentar las bases para que la primera economía europea logre cumplir sus compromisos de reducción de gases de efecto invernadero. El trasporte, la agricultura o la vivienda son solo algunos de los sectores que se verán afectados por un bloque de medidas que se prevé lleguen a sumar al menos 40.000 millones de euros.

La resolución positiva del ‘gabinete del clima’, que es como se ha llamado a esta reunión, parece clave para un Gobierno en tela de juicio que necesita demostrar que funciona y que es capaz de producir resultados tangibles. Su llegada a buen puerto, además, resulta indispensable en un país en el que la crisis climática se ha convertido en la primera preocupación ciudadana., y en el que, además de los estudiantes, los sindicatos, la iglesia evangélica y una legión de empresas apoyan la gran protesta global por el clima convocada por Fridays for Future de hoy viernes. Pero, es más, de consumarse el acuerdo, sucedería tres días antes de que Naciones Unidas celebre en Nueva York la cumbre del clima donde Merkel podría volver a ejercer un liderazgo ambientalista, después de haber hecho los deberes en casa, o al menos sentado las bases para hacerlos. Por el contrario, si las negociaciones fracasan, Alemania, el sexto país del mundo con mayores emisiones de CO2, incumplirá sus objetivos de reducción de un 40% de sus gases de efecto invernadero para 2020 comparado con los niveles de 1990 y caminará hacia el incumplimiento de su compromiso europeo de reducción del 55% para 2030.

Para evitar dicho descalabro y dar de paso un impulso a la industria alemana sin que esto penalice a la clase trabajadora, preparan ahora esta gran iniciativa en la que participan los ministros con responsabilidades en sectores clave para la lucha contra el cambio climático. Poner precio a las emisiones de CO2 en el sector del transporte y de la construcción y establecer un mecanismo de comercio de las emisiones son solo unas de las medidas estrella. También se baraja un encarecimiento de los vuelos nacionales al tiempo que se reduzcan los billetes de tren y del transporte público en general, la subida de los peajes a los coches más contaminantes, el incentivo al coche eléctrico, la prohibición de la calefacción de gasóleo a partir de 2030 o la adaptación de la agricultura a prácticas bajas en emisiones.

La ONU advierte el incumplimiento del objetivo más estricto establecido en el Acuerdo de París

El último borrador de la ONU realizado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) advierte que, si se sigue la tendencia actual, el calentamiento global superará el objetivo más estricto establecido en el Acuerdo de París (1,5 grados centígrados para el año 2040). Este informe, que será publicado en octubre de este año en Corea del Sur, ratifica lo observado en el anterior borrador de enero e incluye un mayor número de comentarios de expertos y amplia literatura científica.

Según el IPCC, esta tendencia al aumento puede ser limitada por los gobiernos mediante el establecimiento de transiciones rápidas y de gran alcance en la economía mundial. Para ello, la UE ha llegado a un acuerdo en la última semana sobre la directiva de energías renovables, que servirá para transformar el sistema energético en los próximos años. Este acuerdo obtenido tras una negociación entre el Parlamento Europeo, la Comisión y los países miembro, ha establecido una cuota del 32% de energías renovables para el año 2030. Un punto intermedio entre la propuesta de los gobiernos (27%) y la Eurocámara (34%).

Fuente: ELPAÍS.COM

Asimismo, el acuerdo incluye la creación de un fondo que ayude a las comarcas carboneras de Europa, ya que serán los sectores más afectados en la lucha contra el cambio climático. Entre las principales comarcas destacan algunos países como Polonia y algunas comunidades de España, como Asturias y Castilla y León. Finalmente, el impuesto al sol estará vetado en la UE hasta al menos diciembre de 2026. A partir de esa fecha, serán los Estados quienes decidan si lo incluyen o no.

Fuentes:

  • El País: