Archivo de la categoría: Transición Energética

EUROPA: DISMINUYEN LAS EMISIONES DE GEI EN 2016

Un reciente informe de la European Environmental Agency (EEA) revela que las emisiones de GEI en Europa han disminuido.

La European Environmental Agency (EEA) ha publicado recientemente el “Inventario de gases de efecto invernadero de la Unión Europea anual 1990-2016” asi como el informe de inventario 2018 el cual refleja que hay una pequeña disminución en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en Europa. Sin embargo, las emisiones ligadas al sector transporte siguen en aumento.

Según este inventario, las emisiones totales de gases de efecto invernadero en la Unión Europea (UE) disminuyeron en un 0,4% en 2016 y comparado con 2015. El uso de menos carbón para producir calor y electricidad ha sido suficiente para hacer un ligero recorte en las emisiones totales a pesar de un aumento de las emisiones de transporte por tercer año consecutivo.

Las emisiones en el sector residencial y comercial también aumentaron porque el invierno de 2016 fue un poco más frío que el invierno de 2015.

De 1990 a 2016, la UE ha reducido sus emisiones netas de gases de efecto invernadero en un 22,4%, superando su objetivo de reducción del 20% por 2020. Estas cifras incluyen las emisiones de la aviación internacional, que están cubiertas por objetivos de la UE pero que no se contabilizan en los totales nacionales en virtud de la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Según indica el análisis de la EEA, las emisiones de GEI de la UE han disminuido desde 1990 como resultado combinado de políticas, factores económicos, así como a los inviernos más suaves. La mayor disminución de emisiones se ha identificado en el sector de la energía, debido a mejoras en la eficiencia energética, a un mayor uso de las energías renovables y una mezcla menos intensiva de carbono de combustibles fósiles (más gas, menos carbón y petróleo).

A pesar de que los resultados obtenidos para el año 2016 son positivos, al parecer ya hay indicios de que las emisiones de GEI

Los desarrollos 2016 son positivos, ya hay indicios de que las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE aumentaron en 2017, advierte el análisis del EEA. En el otoño, el EEA publicará estimaciones preliminares de 2017 emisiones.

Para ampliar información, el informe está disponible online así como las tablas de datos de emisiones en la página web de la EEA:

  • Annual European Union greenhouse gas inventory 1990–2016 and inventory report 2018, Submission to the UNFCCC Secretariat (https://www.eea.europa.eu/publications/european-union-greenhouse-gas-inventory-2018)
  • GHG emissions by sector in the EU-28, 1990-2016 (https://www.eea.europa.eu/data-and-maps/daviz/ghg-emissions-by-sector-in#tab-chart_1)
  • Trends and drivers in greenhouse gas emissions in the EU in 2016 (https://www.eea.europa.eu/themes/climate/eu-greenhouse-gas-inventory/eu-greenhouse-gas-inventory-2016)

 Fuente: European Environmental Agency (EEA)https://www.eea.europa.eu/highlights/small-cut-in-eus-total?utm_medium=email&utm_campaign=Small%20cut%20in%20EUs%20total%20greenhouse%20gas%20emissions%20in%202016%20but%20transport%20emissions%20keep%20increasing&utm_content=Small%20cut%20in%20EUs%20total%20greenhouse%20gas%20emissions%20in%202016%20but%20transport%20emissions%20keep%20increasing+CID_97c28aeee806cb124e42fb30fcbe9d75&utm_source=EEA%20Newsletter&utm_term=Read%20more

 

España, con un aumento del 7,4 %, es el cuarto país de la UE en el que más crecieron las emisiones de CO2 en 2017

Según las estimaciones sobre emisiones de dióxido de carbono derivadas de la combustión de combustibles fósiles en la Unión Europea, 2017 muestra un aumento, en comparación con 2016, del 1,8 % del total de emisiones comunitarias. Por su parte, España, se coloca como el cuarto Estado miembro en el que más crecieron las emisiones de CO2, con un incremento del 7,4 % respecto a los registros del año anterior.

Figura 1: variación de las emisiones de CO2 entre 2016 y 2017en los diferentes Estados miembros de la UE. Fuente: Eurostat.

Las emisiones de dióxido de carbono son uno de los principales impulsores del calentamiento global y, en la actualidad, representan aproximadamente un 80 % de todas las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la UE. Los primeros datos aportados por la Agencia Europea de Estadística (Eurostat) sobre la previsión de emisiones de CO2 como consecuencia de la quema de combustibles  fósiles para la generación eléctrica revela un repunte de un 1,8 % en el conjunto de la Unión y un aumento en la mayoría de los países miembros en 2017.

Tal y como se aprecia en la figura 1, los Estados miembros en los que más crecieron las emisiones de dióxido de carbono fueron Malta (+12,8 %), Estonia (+ 11,3 %) y Bulgaria (+ 8,3 %). España, que ocupa el cuarto lugar con un impulso de un 7,4 %, representa el 7,7 % del total de las emisiones de CO2 de la UE en 2017. Por el contrario, los Estados miembros en los que mayor disminución de emisiones de CO2 hubo fueron Finlandia (-5,9 %), Dinamarca (-5,8 %), Reino Unido (-3,2 %), Irlanda (-2,9 %), Bélgica (-2,4 %), Letonia (-0,7 %) y Alemania (-0,2 %).

Para el caso concreto de España, el informe de El sistema eléctrico español. Avance 2017, de Red Eléctrica de España, recoge la evolución de las emisiones de dióxido de carbono asociadas a la generación eléctrica peninsular en 2017. Dicho informe, que apunta en la misma dirección que la información facilitada por Eurostat, destaca el incremento de las emisiones de CO2 y lo atribuye a la menor aportación de las energías renovables en la generación de energía eléctrica, que pasó del 40,8 % respecto del total en 2016 al 33,3 % en 2017.

Esta reducción tan importante del peso de las energías renovables fue consecuencia del gran impacto que tuvo la extrema sequía sobre la producción hidráulica, un 48,4 % menor que la del año anterior y, en menor medida, de la menor generación eólica de 2017 (-1,6 % respecto al año anterior). Ante este escenario, el carbón para la generación eléctrica se convirtió en la alternativa más utilizada para suplir la carencia creada por las energías renovables y provocó que fuese el mayor contribuidor de emisiones de dióxido de carbono del sistema eléctrico español en 2017, con más de 40 millones de toneladas de CO2 equivalente (Figura 2).

Figura 2: evolución de las emisiones de CO2 asociadas a la generación eléctrica peninsular. Fuente: El sistema eléctrico español. Avance 2017.

Todas estas estimaciones dejan patente que la Ley de cambio climático y transición energética de España, en desarrollo en la actualidad, debe ser coherente, ambiciosa y eficaz para cumplir los compromisos adoptados en el marco de Unión Europea y el Acuerdo de París. Esto es indispensable para consolidar la transición hacia un modelo económico que limite el incremento de emisiones de CO2 y el resto de GEI y, consecuentemente, de la temperatura media global por debajo de los 2º C.

La Comunidad Autónoma de Baleares presenta un anteproyecto de ley con el objetivo de luchar contra el cambio climático

El pasado jueves 15 de febrero, la comunidad autónoma de Baleares presentó su anteproyecto de Ley de lucha contra el cambio climático. El objetivo principal de este anteproyecto consiste en la disposición de medidas para lograr una reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del archipiélago y estar en línea con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París 2015.

Una de las propuestas más significativas recogidas en este anteproyecto de ley es el propósito de que para el año 2050 todos los coches sean eléctricos. Para alcanzar este objetivo, Baleares propone prohibir la entrada de coches diesel a partir del año 2025, y lo mismo ocurriría con los coches de gasolina a partir del año 2035. Con esta medida, la comunidad autónoma pretende reducir un 40% de sus emisiones de GEI para el año 2020 y un 90% de las emisiones para el 2050.

Esta medida, afectará también a las flotas de vehículos de alquiler y los vehículos de turistas que entren al archipiélago por medios marítimos, los cuales podrán ver limitada su entrada. Por su parte, la flota de vehículos de alquiler deberá ser 100% eléctrica para el año 2035.

Emisiones de GEI por transporte por carretera. Fuente: EFE

Otras medidas que recoge el anteproyecto de ley expuesto en Baleares, consiste en la necesidad de las medianas y grandes empresas de calcular su huella de carbono a partir de 2020 y cinco años después deberán comenzar a presentar y ejecutar sus propios planes dirigidos a la mitigación de sus emisiones de GEI.

Además, a partir de 2020 también, las nuevas instalaciones de térmicas deberán justificar la no utilización de energías renovables y a partir de 2025 se deberá sustituir el sistema actual de alumbrado público por otro de menor consumo. Otra de las medidas contempladas dentro del anteproyecto de ley presentado por la comunidad autónoma de Baleares, consiste en la instalación de placas solares en los apartamientos con una superficie mayor a 1000 m2.

De esta manera, Baleares pretende cumplir con los compromisos internacionales para la mitigación de emisiones de GEI y reducir su dependencia energética encaminándose hacia un sistema energético más sostenible.

Fuente:

http://www.europapress.es/illes-balears/noticia-baleares-prohibira-acceso-vehiculos-diesel-partir-2025-resto-vehiculos-termicos-2035-20180215140932.html

 

 

China lanza el mayor mercado de comercio de emisiones del mundo

Figura 1: Fuente Hites Choudary (Pixabay).

China, el mayor emisor de gases de efecto invernadero del planeta (es responsable de un cuarto de las emisiones globales), acaba de lanzar su esperado sistema de comercio de emisiones, convirtiéndolo en el mayor mercado de comercio de carbono a escala mundial y dando muestra de su determinación en la lucha contra la contaminación y el cambio climático.

El nuevo sistema, criticado por debutar solo con la producción de energía basada en carbón y gas natural, funciona como mecanismo de mercado para limitar las emisiones de carbono que cada compañía puede producir en un año y afecta a alrededor de 1700 empresas, cubriendo 3500 megatoneladas de dióxido de carbono (un 33,9 % de las emisiones totales chinas de CO2). Si bien es cierto que hace solo un año las autoridades estaban considerando incluir hasta 6000 compañías, el actual escenario representa un avance significativo para involucrar a los mercados en la limitación de las emisiones y avanzar hacia una economía baja en emisiones. En comparación, el mercado europeo de comercio de emisiones, hasta ahora el mercado de carbono más grande del mundo, cubrió 1939 megatoneladas de CO2 en 2017.

El lanzamiento del nuevo esquema de comercio de emisiones (ETS —Emission Trading System) da continuidad a los pilotos de siete sistemas regionales ya en marcha desde 2011 en algunas de las jurisdicciones de nivel provincial más grandes de China —Beijing, Chongqing, Guangdong, Hubei, Shanghai, Shenzhen y Tianjin—. Estos pilotos han registrado una emisión excesiva de permisos de emisión a precios bajos, con un promedio de 30 yenes (4 EUR), muy similar a los 5 y los 8 € por tonelada de CO2 del ETS europeo y muy por debajo de los niveles necesarios para desencadenar inversiones masivas en tecnologías bajas en carbono. Según Jiang Zhaoli, subdirector del departamento de Cambio Climático de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma china (NDRC, por su acrónimo inglés), el precio debe subir a entre 200-300 ¥ (entre 25 y 40 €) para presionar a las empresas a que reduzcan sus emisiones, un nivel que se espera alcanzar en 2020, cuando el plan esté plenamente operativo.

China es la segunda economía más grande del mundo y el mayor emisor de gases de efecto invernadero, por lo que este esquema de comercio de emisiones tendrá un impacto global mucho más allá de Asia en la reducción de emisiones, en línea con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

Fuente:

Mercados de Medio Ambiente

Futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética

El compromiso adoptado con el Acuerdo de París, en diciembre de 2015, supone un hito histórico en la lucha contra el cambio climático. Este Acuerdo tiene como objetivo limitar el calentamiento global por debajo de los 2ºC y realizar esfuerzos para limitar el aumento de temperatura de 1,5ºC.

Asimismo, el paquete “Energía Limpia para todos” presentado por la Comisión Europea, en noviembre de 2016, pretende acelerar una transición hacia un sistema energético sostenible garantizando el bienestar social y el crecimiento económico.

La futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética pretende cumplir dichos objetivos mediante la definición de un marco a medio y largo plazo, que garantice una economía baja en carbono y resiliente al clima. Asimismo, pretende impulsar las medidas de energía y clima, derivadas de las obligaciones europeas, que a día de hoy se encuentran en fase de tramitación.

El 10 de octubre finalizó el proceso de participación previo a la elaboración del anteproyecto de Ley. Durante el periodo de esta consulta pública se han recibido 350 propuestas que están siendo analizadas. Así pues, la Ley pretende desarrollarse con la mayor implicación social e involucrar a los sectores interesados considerando sus preocupaciones.

Figura 1. Consulta pública Ley de Cambio Climático y Transición Energética (MAPAMA)

Fuente:

Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital; Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente: http://www.lccte.gob.es/index.html#inicio