Archivo de la categoría: Riesgo climático

IDOM apoyará el proceso de definición e implementación de acciones climáticas para Lima y Quito

Idom apoyará a las ciudades de Quito y Lima en el desarrollo de una línea base para apoyar la definición, implementación y monitoreo de acciones climáticas priorizadas para enfrentar los retos que plantea el cambio climático. Este proyecto se enmarca dentro del Plan de Acción Climática de C40 diseñado para definir estrategias municipales en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

Durante este proyecto, se colaborará con el equipo de LATAM de C40, con los consejeros de Lima y Quito y su correspondiente equipo regional para aterrizar las medidas de mitigación y adaptación definidas por las ciudades. Finalmente, se espera obtener la suficiente información de partida para alimentar la plantilla de la herramienta de Definición de Acción. Esta herramienta ha sido desarrollada por C40 para asegurar la factibilidad y trazabilidad de acciones climáticas que permitan posteriormente un mejor acceso a recursos de financiación.

Los objetivos de este proyecto ambicionan definir un plan financiero y su coste estimado, calcular la reducción de emisiones anuales y acumuladas, analizar los beneficios por la reducción de riesgos y diseñar indicadores de resultado para el monitoreo y evaluación para cada una de las acciones.

Para cada tarea, se trabajará con un volumen de acciones determinado las cuales tendrán en común los siguientes aspectos:

  • Deben constar de fondos y financiamiento
  • Efectividad: deben ser acciones basadas en la evidencia. Para esto, es necesario obtener la mejor aproximación tanto para el potencial de mitigación y/o contribución para la reducción de los riesgos climáticos, dependiendo el tipo de acción priorizada.
  • Monitoreo, evaluación, reporte y revisión: el compromiso de desarrollar el plan a largo plazo debe estar demostrado a través de un proceso de desarrollo de indicadores clave.

La asistencia técnica aportada debe garantizar que las acciones climáticas se materialicen a través de su implementación y se acelere su proceso, de esta forma se garantiza que la lucha contra el cambio climático se hace efectiva.

 

El equipo de cambio climático de IDOM celebra en Lima dos talleres en los que presenta los avances realizados en la elaboración del Plan Nacional de Adaptación del Perú 2030

Desde el pasado lunes 13 de enero el equipo de cambio climático de IDOM se encuentra en Lima (Perú) celebrando dos talleres para la presentación de los avances realizados en la elaboración del documento 0 del Plan Nacional de Adaptación (NAP, por sus siglas en inglés) del Perú.

En países como Perú donde existe el componente de adaptación en las contribuciones nacionalmente determinadas (NDC, por sus siglas en inglés), su proceso de implementación y la formulación del NAP se encuentran estrechamente relacionados. En primer lugar, las NDC dan a conocer los objetivos y metas que se prevén para la adaptación; y el NAP da cuenta de cómo se planificará, implementará y monitoreará la adaptación.

En este sentido, en diciembre del 2018, se aprobó en Perú el Informe final del Grupo de Trabajo Multisectorial de naturaleza temporal encargado de generar información técnica para orientar la implementación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (GTM-NDC). Dicho informe contiene 153 medidas de adaptación y mitigación que forman parte de la NDC de Perú al año 2030, siendo 91 de ellas relativas a la adaptación al cambio climático de 5 áreas temáticas (agricultura, bosques, agua, salud y pesca y acuicultura). Es en este contexto en el que nace el NAP. Alineado con la Estrategia Nacional ante el Cambio Climático (ENCC) y permitiendo su actualización en el componente de adaptación, se antoja como un instrumento estratégico que oriente la adaptación al cambio climático a nivel nacional y subnacional; y recoja los avances realizados en términos de las contribuciones nacionalmente determinadas en adaptación, las estrategias regionales de cambio climático (ERCC) y los planes locales de cambio climático (PLCC).

En los talleres los asistentes, entre los que se encuentran los representantes de las instituciones responsables de la implementación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas en Adaptación y de la cooperación internacional que vienen brindando su apoyo en la construcción del NAP, persiguen un doble objetivo:

  • Continuar avanzando en el proceso de construcción del NAP, consolidando los modelos conceptuales de cada área temática, así como exponiendo la necesidad de contar con información consistente para desarrollar un análisis de riesgos climáticos en el Perú
  • Construir las situaciones futuras deseadas, situaciones más favorables y factibles de ser alcanzadas en Perú bajo escenarios de cambio climático por cada área temática en términos de reducción de exposición y sensibilidad y/o aumento de la capacidad adaptativa.

 

Se declara el estado de Emergencia Climática en España

En línea con lo decretado previamente por el Parlamento Europeo, España se ha unido a la Declaración de Emergencia Climática este mismo martes durante el Consejo de Ministros. Este estado irá acompañado por una serie de medidas de actuación en términos de responsabilidad medioambiental, social y política.

Entre las medidas de actuación recogidas en el primer borrador de la Declaración se plantea el reto de alcanzar tasas de consumo de energía renovable más altas a las actuales así como alcanzar la neutralidad climática para 2050 mediante la dependencia exclusiva de energías renovables, un parque de vehículos no contaminantes y un sistema agrario neutro en CO2. El listado definitivo de medidas y objetivos será recogido en el Plan de Energía y Clima, actualmente en proceso de revisión por la Comisión Europea.

La implementación de dichas medidas pretende abarcar todos los sectores, desde los grandes emisores de gases de efecto invernadero, como pueden ser el sector transporte y el agrícola, hasta el sector energético. Además se compromete a impulsar la transformación del modelo industrial y del sector servicios, sobre todo de aquellos que dependan exclusivamente de combustibles fósiles. Por el momento, en los primeros 100 días de Gobierno, este se ha comprometido a implementar cinco de las 30 medidas de actuación contempladas.

En línea con la Declaración del estado de Emergencia Climática, se ha remitido al Congreso la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que es una de las prioridades de la vicepresidenta Teresa Ribera. Asimismo, en un futuro próximo se prevé presentar el Plan Nacional de Adaptación reforzando la participación de los actores clave a través de la creación de una Asamblea Ciudadana del Cambio Climático.

Esta Declaración pretende implementar una serie de políticas públicas transversales que encaminen a la economía y a la sociedad a un futuro común, más justo y equitativo y hacia una transición ecológica que ponga al ciudadano en el centro.

Los fondos de inversión ponen el foco en el cambio climático

El presidente de BlackRock (Larry Fink), la mayor gestora de fondos del mundo ha aprovechado la carta anual que emite a los presidentes y consejeros delegados de las principales compañías para trasladar su apuesta por aquellas empresas que comuniquen convenientemente su información de sostenibilidad. De hecho, ha recalcado que estarán cada vez más dispuestos a votar en contra de los equipos directivos y los miembros de los consejos cuando las empresas no hagan suficientes esfuerzos en materia climática.

Esta iniciativa ya comenzó el año pasado, cuando Fink votó en contra o se abstuvo en la elección de 4.800 consejeros en 2.700 empresas por la falta de transparencia en términos de sostenibilidad.

Fuente: El mayor fondo de inversión del mundo castigará a las empresas que no luchen contra el cambio climático, El País.

El calentamiento global ha generado un impacto en el crecimiento económico ya que cada vez los inversores son más conscientes de que el factor climático supone un riesgo no solo a nivel medioambiental sino también económico. Larry Fink ha asegurado que, desde el punto de vista de la inversión, aquellas empresas que integren en sus políticas acciones climáticas pueden proporcionar a largo plazo mejores rentabilidades ajustadas al riesgo.

Esta transparencia en cuanto a la sostenibilidad debe tener un propósito, concretamente en este caso, debe perseguir un capitalismo más sostenible e inclusivo. De esta forma, dicha transparencia debería ayudar a los inversores a valorar qué empresas responden ante sus grupos de interés. Fink hace hincapié que los inversores deben tener información más clara acerca de la gestión medioambiental de las empresas incluyendo a su vez información acerca de la sostenibilidad en su cadena de suministro.

Concluye que, tarde o temprano, como consecuencia del cambio climático, se va a producir una importante reasignación de capital entre las empresas a nivel mundial la cual estará fuertemente influenciada por la apuesta por un desarrollo sostenible.

Más información: BlackRock

 

Los expertos alertan de que los fenómenos como la DANA serán cada vez más intensos y frecuentes, pero ven precipitado atribuirlos al cambio climático

El pasado lunes 9 de septiembre la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) activó el protocolo de riesgo en varias provincias ante la probabilidad de lluvias fuertes y vientos intensos. Días después, las regiones del este peninsular fueron sacudidas por la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), fenómeno natural típico de zonas mediterráneas al que se asocian episodios de lluvias torrenciales, provocando la pérdida de al menos siete vidas humanas e incalculables daños materiales.

Este fenómeno meteorológico habitual en España se conoce comúnmente por el nombre de ‘gota fría’, un concepto asociado tradicionalmente a las tormentas intensas o lluvias persistentes que sacuden la zona mediterránea en temporada de primavera-verano o en la época otoñal. No obstante, según recoge AEMET a través de un trabajo realizado por Francisco Martín León, el concepto de ‘gota fría’ ha sido desvirtuado con el paso de los años y no es correcto utilizarlo como sinónimo de DANA. La ‘gota fría’ hace referencia a la inestabilidad atmosférica que se produce en tierras soleadas de la península cuando hay presencia de aire muy frío en niveles medios y se asume que provoca acontecimientos de carácter tormentoso al unirse al aire cálido del Mediterráneo. Sin embargo, las perturbaciones de aire en altura, como las vividas durante este episodio, no están tan condicionadas a un núcleo de aire frío o de baja temperatura, sino que la ‘gota fría’ forma parte de un fenómeno más amplio que se ajusta mejor a la expresión de DANA, que define una depresión de aire frío en niveles altos que se ha separado de la circulación en chorro y se mueve de forma independiente.

Sea como fuere, la magnitud de las lluvias e inundaciones experimentadas durante estos días en el Levante español hacen inevitable su asociación al cambio climático. Sin embargo, a pesar de que los expertos alerten de que fenómenos como las DANAs serán cada vez más intensos y frecuentes, la comunidad científica ve precipitado atribuir el episodio de la semana pasada al cambio climático y lo explica como un fenómeno relativamente frecuente en esa zona de la geografía española que se ha visto reforzado por el huracán Dorian.