Importancia de los índices climáticos en la vulnerabilidad climática de los ecosistemas

Un estudio publicado por la revista Nature Communications revela la importancia que poseen los índices climáticos tanto en la planificación hídrica, agraria y forestal, como en los estudios de la vulnerabilidad climática de los ecosistemas.

Los investigadores revelan que la Oscilación del Atlántico Norte (NAO), que se define como la rotación a gran escala de la masa de aire atmosférico del Atlántico Norte situada entre el Anticiclón de las Azores y la baja subpolar de Islandia, y la Oscilación Multidecadal Atlántica (AMO), que corresponde con las anomalías periódicas de la temperatura a nivel superficial del océano Atlántico, controlan la productividad forestal del suroeste de Europa.

Para ello, han analizado el registro de ambos índices y un inventario de 120 años de bosque de pino ibérico. Así pues, han observado que el control se debe a que las fases AMO+ NAO+ y AMO NAO disminuyen el balance de agua invernal y conllevan temperaturas bajas invernales respectivamente.

Figura 1. Índice de la NAO de las últimas décadas (NOAA)

La investigación ha sido liderada por la Universidad de Alcalá de Henares y colaboran otras universidades como la Universidad de Alcalá de Henares, Universidad de Castilla La Mancha y la Universidad del País Vasco.

Fuentes: Madrigal-González, J., Ballesteros-Cánovas, J., Herrero, A., Ruiz-Benito, P., Stoffel, M., Lucas-Borja, M. Andivia, E. Sancho-García, C, Zabala, M. (2017). Forest productivity in southwestern Europe is controlled by coupled North Atlantic and Atlantic Multidecadal Oscillations.

NOAA. Serie temporal del Índice de la NAO. Recuperado de: http://www.cpc.ncep.noaa.gov/data/teledoc/nao_ts.shtml

Esta entrada fue publicada en Índices climáticos, Vulnerabilidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.