El organismo marítimo de Naciones Unidas adopta una estrategia para combatir el cambio climático en el sector

Los más de 100 países reunidos en la Organización Marítima Internacional (OMI) en Londres el pasado 13 de abril han adoptado una estrategia inicial para la reducción de gases de efecto invernadero de los buques. Esta estrategia define una visión para reducir los gases de efecto invernadero ocasionadas por el transporte marítimo internacional y para eliminarlos tan pronto como sea posible durante este siglo.

Esta visión reafirma el compromiso de la OMI para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte marítimo internacional. Finalmente y tras las negociaciones mantenidas entre los países participantes, la estrategia inicial concibe por primera vez una reducción en el total de las emisiones de gases de efecto invernadero provocados por el transporte marítimo internacional de al menos el 50% en 2050 (comparado con los niveles de 2008), al mismo tiempo que se persigue eliminarlas por completo. La estrategia incluye una referencia específica a un “escenario de reducción de emisiones de dióxido de carbono coherente con los objetivos de temperatura del Acuerdo de París“.

Esta iniciativa actúa como marco de trabajo para los Estados Miembros, definiendo la futura visión para el transporte marítimo internacional, los niveles de ambición para reducir las emisiones de efecto invernadero y los principios rectores. También incluye una lista de posibles medidas adicionales a corto, medio y largo plazo, con los plazos posibles y sus repercusiones para los Estados. La estrategia también identifica barreras y medidas de apoyo como la creación de capacidad, la cooperación técnica y la investigación y desarrollo.

El  Secretario General de la OMI manifestó que la adopción de la estrategia suponía una nuevo ejemplo del reconocido espíritu de cooperación y que permitiría a la Organización otorgar una base sólida para la labor futura en materia de cambio climático.

Según la “hoja de ruta” aprobada por los Estados Miembros en 2016, la estrategia inicial será revisada en 2023.

Aprovechando el impulso de la labor en este sentido, el Comité acordó celebrar la cuarta Reunión interperiodos del Grupo de trabajo sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes de los buques (ISWG-GHG) a principios de septiembre de 2018. Este grupo de trabajo tendrá como cometido elaborar un programa de medidas de seguimiento de la estrategia inicial; seguir considerando cómo avanzar en la reducción de emisiones de GEI procedentes de los buques para asesorar al Comité e informar a la próxima sesión del MEPC (MEPC 73), que se reunirá del 22 al 26 de octubre de 2018.

La OMI ha adoptado medidas obligatorias en todo el mundo para abordar las reducciones de gases de efecto invernadero. La OMI está llevando a cabo proyectos mundiales de cooperación técnica con el fin de reforzar la capacidad de los Estados Miembros, especialmente los países en desarrollo, para implantar y apoyar la eficiencia energética en el sector marítimo.

 

Fuente: http://www.imo.org/

 

Esta entrada fue publicada en Acuerdo de París, Mitigación, Transporte, Transporte Marítimo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.