Recuperación de la capa de Ozono

El Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP por sus siglas en inglés), acaba de publicar un nuevo informe denominado “Scientific Assessment of Ozone Depletion: 2018” donde monitorea la recuperación de la capa de ozono en la estratosfera, que protege la vida en la Tierra de los niveles dañinos de los rayos ultravioleta provenientes del sol.

El documento es la revisión cuatrienal realizada por el Panel de Evaluación Científica del Protocolo de Montreal, que se presentó el pasado 5 de noviembre en Quito durante la 30ª Reunión de las Partes de este acuerdo que está entrando en su cuarta década.

La principal conclusión que resaltan los autores del documento es que las medidas adoptadas en el Protocolo de Montreal han provocado disminuciones a largo plazo de las sustancias controladas que agotan el ozono (SAO), y, por lo tanto, han facilitado la recuperación del ozono estratosférico. Esto ha hecho que, en algunas partes de la estratosfera, la capa de ozono se haya recuperado a una tasa de 1-3% por década desde el año 2000.

Como ejemplo, en la imagen de abajo se muestra una comparativa entre dos modelos desarrollados, presentando la columna de ozono presente en la Tierra en el año 2011. El modelo de la izquierda está considerando las medidas adoptadas bajo el Protocolo de Montreal, y el modelo de la derecha no las considera. En este sentido, se aprecia claramente cómo, si el Protocolo de Montreal no hubiera sido exitoso, se hubiera podido formar un gran agujero en la capa de ozono en el Ártico en el año 2011, en forma de mancha azul en la imagen de la derecha.

En conclusión, los autores destacan que, si las tasas proyectadas se mantienen, el ozono de latitud media se recuperarán completamente para la década de 2030, seguidos del hemisferio sur en la década de 2050 y las regiones polares en 2060.

Para más información, pinchando aquí se puede consultar el documento completo publicado por la ONU.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Ozono, Protocolo de Montreal, UN. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.