El cambio climático amplía la desigualdad económica

Cada vez se hacen más patentes los impactos derivados del calentamiento global: intensidad y recurrencia de lluvias intensas, periodos de sequía y otras consecuencias ya aparecen manifiestamente en los registros. Además, este calentamiento global también está teniendo secuelas sobre la desigualdad económica a nivel mundial, tal como muestra un reciente estudio de la Universidad de Stanford.

Según este estudio, el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha enriquecido a países fríos, a la vez que están frenando el crecimiento económico de países cálidos. Por lo tanto, el cambio climático no está tratando a todos los países por igual. En general, los países más pobres, y generalmente más cálidos, son los paganos en esta historia con una menor responsabilidad en las emisiones de gases de efecto invernadero, y con un crecimiento experimentado que se calcula que ha sido hasta un tercio menor que si no hubiera existido calentamiento global.

Consecuentemente, se indica que se ha observado que la mayoría de los países más pobres de la tierra son considerablemente más pobres de lo que hubieran sido sin el calentamiento global. Asimismo también revela que la mayoría de los países ricos son más ricos de lo que hubieran sido sin el calentamiento global. Los autores del citado estudio afirman que “el cambio climático agrava la desigualdad económica mundial desde 1960”.

Este aporte científico se basa en los análisis de los últimos 50 años de mediciones anuales de temperatura y producto interior bruto (PIB) en 165 países para estimar los efectos de las fluctuaciones de la temperatura en el crecimiento económico. Además, se combinaron las estimaciones publicadas con datos de más de 20 modelos climáticos desarrollados por centros de investigación de todo el mundo.

Los investigadores calcularon más de 20.000 versiones de lo que la tasa de crecimiento económico anual de cada país podría haber sido sin el calentamiento global. El trabajo, publicado en la revista científica PNAS, encontró un patrón casi universal.

Entre las naciones más beneficiadas están algunas de las más frías del mundo. Finlandia, Noruega y Canadá, por ejemplo, han tenido un incremento del PIB del 48,2%, el 34,3% y el 32% respectivamente mayor del que hubieran tenido sin que el cambio climático suavizara sus temperaturas. Rusia y buena parte de los países de Europa del este también se han visto beneficiados, aunque aquí solo hay datos desde 1991.

En el extremo contrario están los países tropicales y cercanos al ecuador. El valor medio de pérdida del PIB en presencia del cambio climático llega al 30%. Pero hay lugares como Mauritania o Níger donde el impacto ha sido de más del 40%.

La imagen muestra la variación del PIB per cápita afectado por el cambio climático. Las diferencias entre ambos mapas se deben a la falta de datos anteriores a 1991 de varios países.

 

Fuente: El País

Esta entrada fue publicada en Cambio Climático, Gases de Efecto Invernadero. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.