El Banco Mundial publica con el apoyo de Idom una nueva guía para el análisis de los riesgos del cambio climático en los caminos vecinales de Perú

Cada vez son más visibles los efectos del cambio climático sobre diferentes sectores de la economía y sobre la vida de las personas alrededor del mundo. El sector transporte es uno de los más vulnerables al cambio climático, directamente relacionado con el crecimiento económico y competitividad de un territorio y de un país.

Perú es el tercer país de Latinoamérica con mayor tasa de pérdidas y daños por desastres naturales entre los años 1990 y 2013, y el segundo por cada 100.000 habitantes (UNISDR, 2015). En el año 2017, las pérdidas económicas por las inundaciones que azotaron Perú ascendieron a 3.000 millones de dólares, equivalente al 1,6% del PIB del país (Macroconsult, 2017). Además, las previsiones climáticas prevén un aumento generalizado de los eventos extremos de precipitación en Perú. Debido a esta realidad, se antoja imprescindible integrar criterios de adaptación en los instrumentos de planeación del desarrollo económico como son el diseño de infraestructuras de larga vida útil. Este es el caso de los caminos vecinales de Perú. De integrar información relacionada a los impactos y la adaptación al cambio climático en su proceso de diseño y mantenimiento, estos caminos alcanzarán niveles de resiliencia mayores a fenómenos extremos relativos al cambio climático.

La Guía de Análisis de Riesgos y Recomendaciones Técnicas forma parte del apoyo brindado a los países a nivel mundial por el Banco Mundial y el Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR) en el marco de su agenda de Transporte y Atención al Manejo de Riesgos para mejorar la resiliencia de la infraestructura de transporte. Además, la Guía se desarrolla como parte de una asistencia técnica al Gobierno del Perú “Construyendo resiliencia a eventos asociados al cambio climático en la red de caminos vecinales del Perú” en el marco del Programa de Apoyo al Transporte Subnacional (PATS), co-financiado por el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Gobierno del Perú, e implementado por PROVÍAS DESCENTRALIZADO (PVD) dependiente del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

La Guía propone una metodología en la que se incluye un análisis de riesgos climáticos, tanto actuales como los previstos a través de proyecciones climáticas futuras, además de medidas de resiliencia en los diseños y programas de mantenimiento de caminos vecinales de Perú. En concreto, presenta una metodología en la que se analizan los riesgos respecto a amenazas climáticas a lo largo de un tramo vial vecinal y con base a una priorización de indicadores de riesgos; y se identifican los puntos para los cuales es más relevante incluir recomendaciones técnicas en los diseños de los caminos.

En resumidas cuentas, la Guía tiene por objeto ser un instrumento útil y de fácil aplicación para mejorar la adaptación al cambio climático en los caminos vecinales del Perú. En particular para personal de perfil técnico que trabaja en el desarrollo y en la gestión de la red de caminos vecinales del Perú.

 

Más información:

http://documents.worldbank.org/curated/en/784611564171359846/pdf/Construyendo-Resiliencia-a-Eventos-Asociados-al-Cambio-Climatico-en-la-Red-de-Caminos-Vecinales-del-Peru-Guia-de-Analisis-de-Riesgos-Climaticos-y-Recomendaciones-Tecnicas.pdf

Esta entrada fue publicada en Adaptación, banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial, Cambio Climático, Climate Change, eventos extremos, Idom, Impactos del cambio climático, Infrastructure, Planificación, Proyecciones, Resiliencia, Riesgo climático, Transporte. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a El Banco Mundial publica con el apoyo de Idom una nueva guía para el análisis de los riesgos del cambio climático en los caminos vecinales de Perú

  1. Bernardo Rumaldo Torres Guerrero dijo:

    Excelente iniciativa el desarrollar herramientas de trabajo que contribuyan a reducir la vulnerabilidad y a aumentar la resiliencia de los sectores productivos agrícolas asociados a la red de caminos en zonas rurales,

    Por ejemplo Nicaragua que es un país prácticamente diagnosticado como uno de los mas vulnerables por su ubicación geográfica y su inadecuado uso del suelo, requiere de utilizar guías eficientes para el manejo integral de riesgo ante desastres y los impacto de la variabilidad y el cambio climático.

    Desde la formulación de los proyectos para carreteras principales, secundarias y caminos se deben de incluir los análisis de riesgos climáticos, tanto actuales como los previstos a través de proyecciones climáticas futuras, además de medidas de Adaptación que aumenten la resiliencia en los diseños y programas de mantenimiento de caminos vecinales donde las metodologías incluyan el clima de forma integral como parte del ecosistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.