Aprovechar las sinergias entre políticas de cambio climático y de calidad del aire

La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs) es esencial en la lucha contra el cambio climático, pero tiene un elevado coste. Sin embargo, si se contabilizan los beneficios adicionales asociados a la reducción de la contaminación del aire se puede hablar incluso de ahorros económicos.

Esta es la conclusión de un estudio en el marco del proyecto EU Climate Cost1, que evaluó el impacto sobre la calidad del aire de las políticas de mitigación europeas

Los investigadores estiman que de alcanzarse para el 2050 una reducción a nivel mundial de las emisiones de GEIs en un 80%, tal y como se está planteando, las emisiones de contaminantes atmosféricos también descenderían. En el caso de las emisiones de compuestos de azufre, disminuirían hasta en un 70%, en el de los óxidos de nitrógeno un 60% y en el de PM2,5, un 30% respecto al escenario tendencial.

El estudio indica que estas reducciones traerían importantes ahorros económicos reduciendo las necesidades de medidas contra la contaminación del aire. Adicionalmente, controlar los costos de la contaminación supondría un 54% menos en el año 2050.

Finalmente, el estudio plantea también otros beneficios como el aumento de la esperanza de vida, y la reducción de la acidificación y eutrofización de ecosistemas

Fuente:Rafaj, P., Schöpp, W., Russ, P., et al. (2013). Co-benefits of post-2012 global climate mitigation policies. Mitigation and Adaptation Strategies for Global Change. 18:801-824. DOI: 10.1007/s11027-012-9390-6

http://ec.europa.eu/environment/integration/research/newsalert/index_en.htm

Esta entrada fue publicada en Calidad del aire, Mitigación, Políticas públicas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.