Las infraestructuras verdes frente a los impactos del cambio climático

Los fenómenos meteorológicos extremos asociados al cambio climático, tales como grandes lluvias, inundaciones, deslizamientos de tierras y avalanchas, o mareas ciclónicas se encuentran entre los riesgos más costosos en términos humanos y económicos en Europa y también en un ámbito más global. Un reciente informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente centra su atención en algunos de estos fenómenos extremos, que con el tiempo se irán acentuando aún más como consecuencia del cambio climático actual.

La Comisión Europea define las Infraestructura Verdes en su Estrategia al efecto como una red de espacios verdes de alta calidad planificada estratégicamente. En el estudio publicado, las infraestructuras verdes quedan caracterizadas por su capacidad para proporcionar un número relevante de servicios ecosistémicos. Los mapas incluidos en el informe a nivel europeo proporcionan una visión de conjunto sobre dónde es más probable que se den este tipo de fenómenos, dónde existen servicios de los ecosistemas eficaces que pueden reducir los efectos de estos eventos, contribuyendo a la adaptación al cambio climático, y donde es necesario mejorar la dotación de estos servicios.

Las soluciones basadas en infraestructuras verdes que impulsan la resiliencia a los desastres son además parte integral de la política europea de gestión de riesgo de desastres. El cambio climático y el desarrollo de infraestructuras hacen que las áreas proclives a desastres sean más vulnerables a los fenómenos meteorológicos extremos y a los eventos naturales como inundaciones, desprendimientos de tierras, avalanchas, incendios forestales, tormentas y maremotos. Estos eventos causan pérdidas humanas y costes económicos de billones de euros todos los años en la Unión Europea. Estos impactos pueden reducirse significativamente mediante soluciones basadas en infraestructuras verdes.

De cara a afrontar algunos de estos retos, el informe propone una metodología simple y práctica para explorar los servicios ecosistémicos en las zonas en las que las infraestructuras verdes pueden contribuir a reducir los riesgos asociados a eventos meteorológicos y/o climáticos. El informe aborda las situaciones de desprendimientos, avalanchas, inundaciones, erosión del suelo, tormentas marinas y captura de carbono por parte de los ecosistemas. Por cada beneficio descrito, el informe aporta una revisión bibliográfica breve, un análisis de resultados, y el conjunto de datos utilizados.

El informe “Exploring nature-based solutions — The role of green infrastructure in mitigating the impacts of weather- and climate change-related natural hazards“ está disponible en http://www.eea.europa.eu/publications/exploring-nature-based-solutions-2014

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.