Financiación climática para las Comunidades Autónomas

El Consejo de Ministros ha aprobado recientemente un lote de 16,3 millones de euros a distribuir entre las diferentes comunidades autónomas con el objetivo de impulsar planes medioambientales y de lucha contra el cambio climático.

De estos 16,3 millones de euros la mayor parte (en concreto más de 10,4 millones) se destinarán a iniciativas de lucha contra el cambio climático, mientras que el resto se distribuirá entre las áreas de influencia socioeconómica de los Parques Nacionales que incluyen 169 municipios (3 M€), la adecuación de puntos limpios e implementación del Plan Estatal Marco de Residuos (1,8 M€) y actuaciones del Fondo del Patrimonio Natural y la Biodiversidad (1 M€).

La lucha contra el cambio climático estará enmarcada dentro de los Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA): Residuos, Adapta Costas y Adapta Ecosistemas.

El PIMA Residuos impulsa actuaciones que permiten reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y avanzar en los objetivos de la Ley de residuos y suelos contaminados y del Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR), así como en el cumplimiento de los objetivos relativos a las energías renovables.

Por otro lado, el PIMA Adapta Costas tiene como objetivo adaptar la costa española a los efectos del cambio climático mediante actividades degeneración y recopilación de información y bases de datos georreferenciadas sobre recursos, instalaciones, usos del territorio y actividades vulnerables al cambio climático en la costa de cada Comunidad Autónoma. Igualmente, está prevista la elaboración de proyecciones climáticas para evaluar el riesgo de las zonas costeras frente al cambio climático y ayudar así a la toma de decisiones en asuntos relacionados con la gestión de dichas zonas costeras.

Por último, el PIMA Adapta Ecosistemas persigue combatir el cambio climático en los ecosistemas españoles fomentando medidas con una doble finalidad, por un lado, que garanticen que los bosques, la superficie agrícola y los pastizales sean menos vulnerables y más resilientes a las condiciones climáticas futuras y por otro lado que contribuyan a la captación de carbono ayudando así a cumplir los compromisos adquiridos por España en el marco internacional en materia de reducción de GEI.

Fuente: Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

Más información: http://www.mapama.gob.es/es/prensa/170901cmdistribucionccaapresupuestosmedioambiente_tcm7-465494_noticia.pdf

Esta entrada fue publicada en Adaptación, AFOLU, Calidad del aire, Cambio Climático, Cambio de Uso del Suelo, Desarrollo sostenible, Energías renovables, Gases de Efecto Invernadero, Huella Ambiental, Mitigación, Proyecciones, Residuos, Sumideros, Sumideros de carbono, Vulnerabilidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.