Relacionan con China un nuevo pico de emisiones de sustancias que agotan la capa de ozono

Un nuevo estudio apunta a China como la posible fuente de un pico de emisiones de una sustancia que agota la capa de ozono, concretamente del CFC-11 o triclorofluorometano. Estudios previos ya apuntaban a Asia pero no particularizaban a un país concreto hasta que equipos de investigación de Corea del Sur y Japón, en colaboración con científicos de Reino Unido, Suiza y Estados Unidos, desarrollaron un sofisticado modelo computacional para determinar la fuente de las emisiones.

Estado de la capa de ozono actualmente (Mayo, 2019)
https://ozonewatch.gsfc.nasa.gov/monthly/SH.html

Las mediciones rutinarias de las concentraciones en la atmósfera se hacen en lugares remotos, alejados de las fuentes de contaminación directas con el objetivo de tener una imagen representativa del estado de la atmósfera a nivel global. Es por esto, por lo que no se puede conocer de forma inmediata de dónde procede un aumento en la concentración de ciertas sustancias.

El estudio, que identifica a China como posible emisor del contaminante ha sido publicado en la revista Nature y ha identificado a las regiones de Shandong y Hebei como las principales emisoras y, en menor medida, Shanghái. Especifica, además, que las emisiones procedentes de China han alcanzado alrededor de 7.000 toneladas anuales más en el intervalo de 2014 a2017 que desde 2008 hasta 2012. A nivel mundial, el total de incremento de la concentración de este gas ha sido de 13.000 toneladas, con lo cual, las emitidas por China suponen más de la mitad de las emisiones mundiales. A pesar de que el CFC-11 está prohibido desde 2010 por el Protocolo de Montreal, en el 2018 se publicó que se habían vuelto a identificar emisiones de este gas desde 2012.

Matt Rigby, el autor principal del estudio ha declarado que “ahora es vital identificar qué industrias son las responsables de estas nuevas emisiones”. “Si las emisiones son debidas a la manufactura y uso de productos como espumas, es posible que solo hayamos visto parte del total de la cantidad de CFC-11 producido”.

Respecto a la recuperación de la capa de ozono, Martyn Chipperfield profesor de química atmosférica de la Universidad de Leeds (Reino Unido), ha afirmado que, a pesar de estar preocupados, las nuevas emisiones no deberían ser catastróficas.

Fuente: https://edition.cnn.com/2019/05/22/health/china-cfc-pollution-environment-intl-scn/index.html

Publicado en Reducción de emisiones | Deja un comentario

El ejemplo de Nueva York frente a la lucha contra cambio climático

El pasado 22 de marzo (coincidiendo con el día mundial de la Tierra), la ciudad de Nueva York dio un gran paso al frente en la lucha contra el cambio climático al aprobar un paquete de ambiciosas medidas. Este hecho es especialmente icónico al tratarse de una de las ciudades más reconocidas a nivel internacional, siendo parte del país donde su presidente aun niega la existencia del cambio climático.

Esa misma mañana, el alcalde Bill de Blasio anunció que la ciudad se plantea como objetivo reducir las emisiones en un 40% para el año 2030 y en un 80% para el año 2050 mediante la aprobación de la Ley de Movilización climática, que se compone de un total de seis medidas.

La principal medida se enfoca en los rascacielos de la ciudad, que generan aproximadamente un 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la ciudad por el uso de sistemas de calefacción y aire acondicionado. A estos se les exigirá que se actualicen para incorporar nuevos sistemas de aislamiento, infraestructuras verdes, así como que compensen sus emisiones con otras medidas alternativas como la generación de energía mediante fuentes renovables. Igualmente, las nuevas edificaciones deberán cumplir estrictas normas de eficiencia energética, todo ello para limitar los impactos que los 25.000 m2 de rascacielos que actualmente hay en Nueva York, ocasionan sobre la ciudad y el resto del mundo.

Por otro lado, actualmente en torno al 70% de la energía consumida por Nueva York procede de fuentes no renovables, por lo que el plan municipal obligará a realizar estudios sobre la viabilidad del cierre de las plantas o centrales que generan electricidad a partir de combustibles fósiles y sustituirlas por energía renovable y baterías.

El programa también incluye planes para incrementar la extensión del reciclaje de materia orgánica, la reducción del uso de plásticos no reciclables y medidas para reducir el consumo de productos procesados de carne. En este sentido, Brian Shapiro presidente de la Humane Society de los Estados Unidos declaraba que, “Además de causar un gran sufrimiento a los animales, la producción industrial de carne genera un gran consumo de agua, degradación de suelos, así como gases de efecto invernadero, por lo que con esta medida se reducirá drásticamente la huella de carbono de la ciudad”.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Lo que el viento se llevó: Migración Internacional”

Recientemente, se ha publicado en la revista Global and Planetary Change un artículo acerca de la relación del cambio climático con las migraciones a lo largo del planeta (Gone with the wind: International migration. Wesselbaum, D.; Aburn, A. Universidad de Otago, Nueva Zelanda). En dicho artículo se han analizado las principales causas que provocan la migración de la población hacia otras áreas geográficas.

Este artículo documenta los determinantes que provocan la migración a 16 países miembros de la OCDE desde 198 países de origen entre los años 1980 y 2015. Para ello, en primer lugar, lleva a cabo un análisis de las fuerzas motrices que inciden sobre la migración analizando año tras año las variaciones en las migraciones y los efectos a largo plazo. En segundo lugar, analiza la respuesta dinámica de la migración a los eventos determinantes. Tras este análisis llega a la conclusión de que las variables climáticas son determinantes en los flujos migratorios.

A través de los procesos de cálculo llevados a cabo, se pone en relieve que la migración es una estrategia de adaptación para hacer frente a las amenazas del cambio climático. Concretamente, la combinación de las temperaturas más altas y el aumento de la incidencia de los desastres son los principales indicadores que indicen sobre la migración. «El cambio climático es más importante para las migraciones que los factores económicos y políticos en los países de origen» ha afirmado Wesselbaum D[1]. En los países en los cuales la agricultura supone el principal modo de vida sufren en mayor medida el incremento de las temperaturas debido al cambio climático y en consecuencia, se dan más procesos de migración.

Teniendo en cuenta la abrumante evidencia de los efectos adversos del cambio climático en el futuro, todo indica que los flujos migratorios seguirán sufriendo sus consecuencias. Las conclusiones de este estudio acarrean importantes conclusiones para el debate actual sobre la migración. Es por esto que este estudio puede constituir un punto de partida para desarrollar herramientas políticas que hagan frente a las consecuencias derivadas de la migración. Por el momento y a corto plazo, este estudio pone en evidencia la necesidad de los gobiernos nacionales de desarrollar unas políticas de inmigración más flexibles y de fomentar la colaboración internacional. De esta forma se pretende conseguir una respuesta equitativa entre todos los países a los desastres relacionados con el cambio climático.

A largo plazo, se deberían establecer mecanismos de adaptación para hacer frente a los efectos del cambio climático en la migración. A continuación, se enumeran los más destacados:

  • Reforzar las infraestructuras de rescate
  • Mejorar los sistemas de alerta temprana por desastre
  • Limitar los cambios de uso del suelo
  • Potenciar las inversiones en infraestructuras
  • Mejorar la producción agrícola
  • Aumentar las redes de seguridad social

Como conclusión, se pone en relieve que la rapidez en la creación de políticas es crucial para limitar los efectos en los países de origen y, en consecuencia, en la migración.

Fuente: Aburn, A., & Wesselbaum, D. (2017). Gone with the Wind: International Migration

[1] https://www.eldiario.es/sociedad/desplazados-cambio_climatico-refugiados_climaticos-ciencia_0_900110505.html

Publicado en Adaptación, Cambio Climático, Observaciones climáticas, Planificación, Políticas públicas, Vulnerabilidad | Deja un comentario

Fridays for future: la lucha más joven contra el cambio climático

El movimiento por la defensa del planeta, inspirado en la joven activista sueca Greta Thunberg, mantiene sus concentraciones como cada viernes tras las últimas elecciones generales en España del 28 de abril.

El pasado viernes 10 de mayo se reunieron por décima vez en los alrededores del Congreso de los Diputados en Madrid. Igualmente, cada viernes se convocan concentraciones en otras grandes ciudades como Barcelona, Bilbao, Sevilla y otras 30 ciudades españolas.

El movimiento comenzó en agosto de 2018, cuando Thunberg, una adolescente de 15 años, se plantó delante del Parlamento sueco con una pancarta donde se podía leer escrito a mano «huelga estudiantil por el clima», con el objetivo de que su país cumpliera con el Acuerdo de París. Desde entonces, miles de estudiantes, en más de 1.600 ciudades alrededor del mundo, se han manifestado para hacer ver que esta vez «No hay Planeta B».

El pasado 15 de marzo la protesta se llevó de las redes a las calles a través de una huelga mundial para visibilizar esta problemática y reclamar medidas urgentes.

En España, el movimiento piensa seguir en activo hasta que “se tomen medidas serias, inmediatas y eficaces”. De hecho, se sumarán a la manifestación internacional convocada para el próximo 24 de mayo. Una protesta a tan solo dos días de las elecciones europeas.

Fuente: Fridays for future / 20 minutos / Europa Press

Más información: https://www.fridaysforfuture.org/

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Se publica la última actualización de las directrices del IPCC de 2006 para los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero

Este lunes (13 de mayo) se ha dado a conocer la revisión y actualización de la metodología para la medición y reporte de los gases de efecto invernadero. La revisión fue llevada a cabo por el panel de expertos que asesora a la ONU en la ciudad japonesa de Kioto.

Panel de expertos en la sesión plenaria. 13 de mayo. Kioto (Japón)

En la Convención Marco de la ONU sobre el cambio climático celebrada en París en 2015 se planteó la necesidad de mantener actualizada esta metodología de forma periódica garantizando estar en línea con los avances tecnológicos. La actualización ha consistido en mejorar la transparencia de la contabilización de las emisiones y del proceso de reporte.

Asimismo, se ha provisto de metodologías suplementarias para estimar las fuentes que producen gases de efecto invernadero y los sumideros que los absorben. También se han identificado nuevas prácticas que han surgido en la tecnología y en los procesos de producción que no estaban incluidos en la versión de 2006.

Respecto a los factores de emisión existentes en la anterior versión, se ha provisto de valores actualizados para aquellos que vinculan la emisión de un gas de efecto invernadero particular con el volumen de la actividad emisora. Las actualizaciones se han producido en los cuatro sectores principales: energía, procesos industriales y uso de productos (IPPU), agricultura, usos del suelo y residuos.

Principalmente, esta actualización se ha llevado a cabo para actualizar información obsoleta o para cubrir aquellas tecnologías que no se contemplaban en el informe de 2006. Es importante tener en cuenta que, de acuerdo con el panel de expertos que lo ha desarrollado, la Actualización de 2019 se ha planteado para usarla de forma conjunta con el informe previo de 2006.

El nuevo informe se denomina “Actualización de 2019 a las Directrices del IPCC de 2006 para los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero” (de forma resumida, “Actualización de 2019”). Este informe ha sido aceptado durante una sesión plenaria del Panel de IPCC en Kyoto (Japón).

 

Fuente: https://www.ipcc.ch/2019/05/13/ipcc-2019-refinement/

Publicado en Acuerdo de París, Cambio Climático, Gases de Efecto Invernadero, IPCC, Mitigación, Reducción de emisiones | Deja un comentario

La concentración de CO2 en la atmósfera alcanza un nuevo máximo

El pasado 8 de mayo, el observatorio de Mauna Loa (Hawaii) ha registrado una concentración de 414,51 ppm de CO2 registrándose así el valor más alto desde que entró en funcionamiento hace 60 años. De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), tres de los cuatro incrementos anuales de mayor magnitud han ocurrido en los últimos cuatro años.

Por otro lado, el año 2013 fue el primer año registrado en el que la concentración de CO2 excedió de las 400 ppm por primera vez. Antes del inicio de la Revolución Industrial, los niveles de CO2 habían fluctuado a lo largo de milenios, pero nunca se habían excedido los 300 ppm en ningún momento en los últimos 800.000 años. De hecho, desde la revolución industrial, la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado más de un 45% debido principalmente a las demandas de la vida actual.

En la siguiente figura se representan los datos registrados por el observatorio desde el año 1960 hasta la actualidad y muestra como la tendencia de las medidas de CO2 registradas por el observatorio es claramente ascendente, llegando a alcanzar este mes el dato histórico más alto.

https://scripps.ucsd.edu/programs/keelingcurve/

El Dióxido de Carbono es llamado gas de efecto invernadero (GEI) por su capacidad para atrapar la radiación solar y mantenerla confinada en la atmósfera. Se trata del gas más frecuente entre todos los GEI producidos por las actividades humadas, atribuido principalmente a la quema de combustibles fósiles.

Publicado en Cambio Climático, Carbono, Climate action, Desarrollo sostenible, Gases de Efecto Invernadero, GEI, Gestión de carbono, Global Warming, Reducción de emisiones, Uncategorized | Deja un comentario

Taller de presentación del trabajo desarrollado por IDOM de la asistencia técnica para el fortalecimiento del diseño de un sistema MRV en la República Dominicana

República Dominicana forma parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). De acuerdo al Artículo 12 del mismo, las Partes se comprometen a elaborar, actualizar periódicamente y publicar los inventarios nacionales de las emisiones de GEI. De aquí surge la necesidad de, además de promover medidas para la mitigación de GEI por parte del país, proveer de sistemas de monitoreo, seguimiento, etc. con el objetivo de asegurar la trazabilidad de los inventarios.

Es por esto que República Dominicana ha expresado su interés en desarrollar un sistema MRV (Monitoreo, Reporte y Verificación). Estos sistemas consisten en la descripción del proceso de medición y recopilación de datos sobre gases de efecto invernadero o acciones de mitigación y su reporte a un programa específico para luego someter esos datos a una revisión y verificación a terceros.

Con todo ello, IDOM ha trabajado en la asistencia técnica para desarrollar las recomendaciones a la elaboración de este sistema MRV en la República Dominicana. Entre otras cosas, el proyecto consiste en llevar a cabo un análisis de los sistemas MRV nacionales y, por otro lado, el apoyo al desarrollo de la plataforma para el registro de medidas relacionadas con la mitigación al cambio climático.

A lo largo de esta semana, se está llevando a cabo el taller nacional de “Presentación del proceso e informe sobre el inventario de Gases de Efecto Invernadero (INGEI) tomando el 2015 como año del último inventario, así como las Recomendaciones para la Elaboración de un Sistema de MRV en correspondencia con las políticas y acciones nacionales de mitigación para la República Dominicana” organizado por GEF (Global Environment Facility), Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Presidencia de la República Dominicana, el Consejo Nacional para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana. En el marco de este taller, IDOM ha presentado el trabajo realizado de “Propuesta para el fortalecimiento del diseño de un sistema de MRV en la República Dominicana”.

Ilustración 1. Taller de presentación del trabajo realizado

Publicado en Cambio Climático, Gases de Efecto Invernadero, GEI, Gestión de carbono, Mitigación, Reducción de emisiones | Deja un comentario

El cambio climático amplía la desigualdad económica

Cada vez se hacen más patentes los impactos derivados del calentamiento global: intensidad y recurrencia de lluvias intensas, periodos de sequía y otras consecuencias ya aparecen manifiestamente en los registros. Además, este calentamiento global también está teniendo secuelas sobre la desigualdad económica a nivel mundial, tal como muestra un reciente estudio de la Universidad de Stanford.

Según este estudio, el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha enriquecido a países fríos, a la vez que están frenando el crecimiento económico de países cálidos. Por lo tanto, el cambio climático no está tratando a todos los países por igual. En general, los países más pobres, y generalmente más cálidos, son los paganos en esta historia con una menor responsabilidad en las emisiones de gases de efecto invernadero, y con un crecimiento experimentado que se calcula que ha sido hasta un tercio menor que si no hubiera existido calentamiento global.

Consecuentemente, se indica que se ha observado que la mayoría de los países más pobres de la tierra son considerablemente más pobres de lo que hubieran sido sin el calentamiento global. Asimismo también revela que la mayoría de los países ricos son más ricos de lo que hubieran sido sin el calentamiento global. Los autores del citado estudio afirman que “el cambio climático agrava la desigualdad económica mundial desde 1960”.

Este aporte científico se basa en los análisis de los últimos 50 años de mediciones anuales de temperatura y producto interior bruto (PIB) en 165 países para estimar los efectos de las fluctuaciones de la temperatura en el crecimiento económico. Además, se combinaron las estimaciones publicadas con datos de más de 20 modelos climáticos desarrollados por centros de investigación de todo el mundo.

Los investigadores calcularon más de 20.000 versiones de lo que la tasa de crecimiento económico anual de cada país podría haber sido sin el calentamiento global. El trabajo, publicado en la revista científica PNAS, encontró un patrón casi universal.

Entre las naciones más beneficiadas están algunas de las más frías del mundo. Finlandia, Noruega y Canadá, por ejemplo, han tenido un incremento del PIB del 48,2%, el 34,3% y el 32% respectivamente mayor del que hubieran tenido sin que el cambio climático suavizara sus temperaturas. Rusia y buena parte de los países de Europa del este también se han visto beneficiados, aunque aquí solo hay datos desde 1991.

En el extremo contrario están los países tropicales y cercanos al ecuador. El valor medio de pérdida del PIB en presencia del cambio climático llega al 30%. Pero hay lugares como Mauritania o Níger donde el impacto ha sido de más del 40%.

La imagen muestra la variación del PIB per cápita afectado por el cambio climático. Las diferencias entre ambos mapas se deben a la falta de datos anteriores a 1991 de varios países.

 

Fuente: El País

Publicado en Cambio Climático, Gases de Efecto Invernadero | Deja un comentario

Climate Update by Copernicus – March 2019: Los efectos del cambio climático se aceleran

Copernicus, el Sistema de Observación de la Tierra de la Unión Europea, publica cada año nuevos e interesantes datos sobre el estado del clima en Europa. Hace un par de semanas presentó su nuevo informe, que indica que 2018 fue uno de los tres años más cálidos en Europa. Desde finales de primavera y hasta otoño, el norte y centro de Europa experimentaron un clima excepcionalmente cálido: las temperaturas fueron las más altas desde, al menos, 1950.

Las temperaturas registradas fueron mayores de la media en todas las estaciones y el último verano fue el más cálido de la historia, con 1,2ºC por encima de lo habitual, lo que evidencia la tendencia del calentamiento en las últimas cuatro décadas.

En líneas generales, Europa ha sido uno de los continentes con un tiempo más extremo durante 2018. Después de un par de meses de frío intenso, la nota dominante ha sido el calor y la sequía en el norte y el centro de Europa y las fuertes precipitaciones en torno al Mediterráneo.

El informe también destaca que las zonas del norte y del centro de Europa sufrieron un prolongado periodo de sequía. Las precipitaciones estacionales fueron inferiores al promedio habitual en casi un 80% en primavera, verano y otoño, lo que abarca todo el periodo de vegetación y de recolección. Esta situación se tradujo en pérdidas agrícolas (algo que compromete los avances logrados para acabar con la malnutrición), restricciones al uso del agua y un caudal reducido en los ríos.

A medida que las temperaturas aumentaban durante el año, también lo hacía la duración de la insolación. Ciertas regiones del centro y norte de Europa experimentaron hasta un 40% más de horas de insolación en comparación con la media, y Alemania registró el número de horas de sol más elevado desde que existen registros.

Por otro lado, aunque las precipitaciones extremas se situaron por debajo de la media, se produjeron varios fenómenos extremos, entre los que destacan el huracán Leslie, que alcanzó la Península Ibérica en octubre y provocó lluvias intensas e inundaciones en el norte de España y en el suroeste de Francia.

En 2018, Europa también experimentó varios periodos fríos a principios del año que afectaron a buena parte del continente, y febrero y marzo fueron los únicos meses en los que se dieron temperaturas inferiores a la media. Se produjeron fuertes nevadas en extensas áreas de Europa, incluido el Reino Unido.

En cuanto al riesgo de incendios se situó muy por encima de la media en un gran número de regiones del norte de Europa, especialmente en los países escandinavos y alrededor del mar Báltico. Así, los incendios forestales en Suecia (que alcanzaron más de cincuenta) fueron catalogados como «los más graves de la historia moderna». Una situación sin precedentes en la que ardieron más de 20.000 hectáreas. En consecuencia, el norte de Europa registró los niveles anuales de emisiones derivadas de incendios forestales más elevados desde 2003.

El informe también incluye datos sobre los tres principales gases de efecto invernadero: el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O). El aumento de los flujos en superficie netos de estos gases se ha ido incrementando en las últimas décadas, tendencia que se mantuvo en 2018.

Gracias a programas como Copernicus, que ofrece información actualizable, fiable, intuitiva y de libre acceso, se pone de manifiesto las consecuencias del cambio climático a nivel global, y con ello se ayuda a la toma de conciencia sobre el estado de nuestro planeta.

 

Fuente: Climate Change Service

Publicado en Cambio Climático, Climate Change, Copernicus, Gases de Efecto Invernadero, Observaciones climáticas | Deja un comentario

IDOM desarrolla la “Guía para la elaboración de planes de adaptación al cambio climático para organizaciones”.

Como parte de la Estrategia de Cambio Climático del País Vasco KLIMA 2050, IDOM ha desarrollado una guía para la elaboración de planes de adaptación al cambio climático para organizaciones. Esta estrategia es el instrumento compartido por todos los departamentos del Gobierno Vasco para reforzar las medidas implementadas hasta el momento y adoptar otras nuevas que nos permitan diseñar un futuro de desarrollo humano sostenible.

El cambio climático es la variación del estado del clima, identificable (por ejemplo, mediante pruebas estadísticas) en las variaciones del valor medio o en la variabilidad de sus propiedades, que persiste durante largos períodos de tiempo, generalmente decenios o períodos más largos. La ciencia del cambio climático ha tratado tradicionalmente de dar respuesta a dos cuestiones: la detección y la atribución. Así, la detección busca demostrar que existe un cambio climático, mientras que la atribución busca identificar las causas de dicho cambio.

La primera cuestión, la detección, ha sido respondida en el Quinto Informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), publicado en 2014, donde establece que el “calentamiento del sistema climático es inequívoco”, como queda demostrado por las últimas tendencias registradas. En cuanto a la atribución, existen diversas causas que pueden alterar el balance radiactivo de la Tierra como son los cambios en la órbita terrestre, cambios en la energía solar recibida, erupciones volcánicas (todos ellos cambios naturales) y, tal y como se postula en el cambio climático actual, cambios en la atmósfera por la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) originados por la actividad humana.

El Quinto Informe del IPCC recoge que “la mayor parte del aumento de temperatura observado desde mediados del siglo XX se debe muy probablemente al aumento de concentraciones de GEI antropogénicos”. Esta afirmación se basa en el uso de modelos climáticos, que no son capaces de modelizar las tendencias actuales del clima si no se consideran las emisiones de GEI antropogénicos. Los efectos del cambio climático se traducen en una batería de impactos que afectarán a la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV), y al mundo en general, en diversos ámbitos.

En este sentido, la consideración del cambio climático tiene dos dimensiones: la mitigación, que actúa sobre las causas del calentamiento global, y la adaptación, que trata de prevenir y afrontar sus posibles efectos.

La adaptación al cambio climático está definida por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático como el ajuste en los sistemas naturales o humanos como respuesta a estímulos climáticos actuales o esperados, o sus impactos, que reduce el daño causado y que potencia las oportunidades benéficas. Independientemente de los esfuerzos que se realicen reduciendo las emisiones de GEI, algunas consecuencias son ya inevitables. Por ello, la adaptación al cambio climático es una cuestión que está cobrando una atención creciente en un ámbito global y se pretende abordar desde una visión holística en la guía desarrollada por IDOM.

En esta guía se ha creado una herramienta cuyo objetivo es servir de apoyo a las organizaciones en el análisis de sus riesgos climáticos, así como en la priorización de medidas de adaptación que ayuden a reducir las consecuencias de los impactos negativos derivados del cambio climático a los que están expuestas.

La guía está ya disponible en la web del Gobierno Vasco y se puede consultar a través del siguiente link:

https://www.ihobe.eus/publicaciones/guia-para-elaboracion-planes-adaptacion-al-cambio-climatico-3

 

Fuente: Ihobe

Publicado en Adaptación, Cambio Climático, Riesgos | Deja un comentario