Nueva proyección mundial en Energía Sostenible basada en mapas

Sustainable Energy for All (SEforALL) ha lanzado recientemente una actualización de los “mapas de calor” que indican y proyectan, a nivel mundial, el estado y el potencial de desarrollo en cuanto a energía sostenible.

Se trata de un conjunto de 4 juegos de “mapas de calor” que indican, a nivel de país, diferentes estados en base a datos energéticos y que ayudan a identificar los países y regiones en el mundo que han realizado grandes progresos (y que además están afrontando los mayores retos) en aspectos clave de la energía sostenible.

Entre los “mapas de calor” podemos encontrar: acceso a cocina, acceso a electricidad, eficiencia energética y energías renovables, todos ellos incluidos como temas clave dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 7, y que luchan por alcanzar la energía de una forma asequible, fiable, sostenible y moderna para todos en 2030.

Imagen 1: Porcentaje de energía renovable por el total de energía consumida en 2014.

Cada uno de los mapas de calor identifica 20 países de “alto impacto” frente a los desafíos más grandes en indicadores específicos sobre energía sostenible. En el caso de acceso a electricidad y cocina limpia, por ejemplo, los países de alto impacto están en África subsahariana y Asia.

SEforALL también ha publicado hojas informativas para cada indicador, que subraya las tendencias clave y los países que presentan mayores ganancias.

Estos mapas pueden combinarse y extraer información muy relevante para conocer donde puede realizarse una penetración con mayor intensidad y lograr con mayor rapidez superar la meta del acceso a la energía universal para el año 2030. Estos mapas pueden ser una herramienta de apoyo y toma de decisión tanto para gobiernos como para la sociedad civil.

La mayoría de los datos que se han utilizado en los mapas han utilizado como fuente un informe que se ha estado realizando desde 2013 en el marco del Seguimiento Global 2017 por SEforALL (Global Tracking Framework report).

Este informe utiliza, además, datos de encuestas de hogares y bases de datos internacionales a la pista de acceso a la electricidad, cocinas limpias, mejoras en la intensidad energética y aumento en la proporción de energía renovable en comparación con el consumo total de energía.

Los mapas también se basan en datos de los indicadores (Regulatory Indicators for Sustainable Energy) – comúnmente conocida como RISE – que evalúa 111 países en la calidad de sus políticas y regulaciones para el acceso a la energía, energías renovables y eficiencia energética.

Imagen 2: Ejemplo de los indicadores de RISE por país, utilizados en la confección de los “mapas de calor”.

Toda la información está disponible y puede descargarse en la página web de SEforALL en diferentes paquetes en función de la temática o bien el paquete completo de mapas.

 

Publicado en Eficiencia energética, Energías renovables, Impactos, Mitigación, Planificación, Políticas públicas, Sostenibilidad | Deja un comentario

Nuevas herramientas para facilitar la adaptación al cambio climático de las ciudades europeas

El cambio climático está y seguirá impactando en Europa. Partiendo del dato de que tres de cada cuatro europeos viven en ciudades, se hace evidente la necesidad de información para evaluar los riesgos asociados al cambio climático en áreas urbanas y para determinar cómo adaptarse a los mismos.

Con este fin, la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ha reunido datos relevantes para varias ciudades europeas en un libro interactivo de mapas de vulnerabilidad urbana en el portal Climate Adaptation Climate ADAPT. Los mapas se agrupan en torno a cuatro amenazas climáticas (olas de calor, sequías y escasez de agua, inundaciones e incendios forestales) y la capacidad de respuesta de las ciudades. El mapa muestra cómo diferentes factores (cantidad de áreas verdes urbanas, proporción de personas mayores o recursos financieros), interactúan a nivel de la ciudad y determinan la vulnerabilidad de estas ciudades.

De entre los factores mencionados, las zonas verdes ayudan a regular la temperatura de las ciudades y por tanto a combatir el fenómeno de la isla de calor. Sin embargo no sólo hay que considerar su participación global en la superficie urbana, hay otros aspectos que también desempeñan un papel relevante como su distribución en la ciudad y la presencia o ausencia de un hinterland verde. Por ejemplo, Badajoz y Sassari (Italia) tienen una proporción relativamente alta de áreas verdes urbanas, pero estas áreas se agrupan en algunos lugares de la ciudad. Por el contrario, Oporto (Portugal) tiene una baja tasa de zonas urbanas verdes, pero están distribuidas uniformemente por toda la ciudad, lo que permite un fácil acceso a espacios abiertos más fríos.

La demografía también puede afectar la vulnerabilidad de las ciudades a los impactos climáticos. En general, las personas mayores son más sensibles a los riesgos para la salud que plantean las olas de calor, lo que sugiere que las altas temperaturas pueden requerir una atención específica en las zonas con una mayor proporción de personas mayores.

Por último, los recursos financieros pueden determinan la capacidad de adaptación de las ciudades. Esto se debe a que los costes necesarios para adaptar las ciudades a los efectos del cambio climático son elevados. De esta forma, la falta de financiación ha sido citada por alcaldes, administradores de la ciudad y planificadores como uno de los principales obstáculos al implantar medidas de adaptación.

En la siguiente figura se muestra una captura de las proyecciones climáticas asociadas a  sequías y a la escasez de agua.

Fuente: Climate-Adapt

 

Publicado en Adaptación, Proyecciones | Deja un comentario

Centrales termoeléctricas a carbón: principales emisores industriales de GEI

Las centrales eléctricas a carbón de toda Europa son responsables de las mayores cantidades de contaminantes clave lanzados al aire, según un informe y datos actualizados sobre la contaminación industrial publicados hoy por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).

El informe de la AEMA «Releases of pollutants to the environment from Europe’s industrial sector» analizó los datos sobre emisiones de las instalaciones industriales más grandes, incluidas las centrales eléctricas, las refinerías petroquímicas y las plantas de transformación de metales que los Estados miembros deben notificar con arreglo a las normas de la Unión Europea. El análisis se basa en los últimos datos disponibles para el año 2015, añadidos recientemente al Registro Europeo de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (E-PRTR). El registro contiene datos anuales que cubren 35.000 instalaciones industriales en más de 65 actividades económicas situadas en toda la UE, además de Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Serbia.

A pesar de que la UE está progresando en los objetivos de su política climática y energética para 2020 y 2030, destaca el hecho de que las centrales eléctricas alimentadas con carbón se sitúen en primer lugar en cuanto a emisión de CO2.

Tal y como se muestra en la imagen inferior, en 2015, más de la mitad de las instalaciones que reportaron mayores emisiones de CO2 se localizaron en Alemania (6 instalaciones), mientras que el resto de instalaciones se situaron en Polonia (2 instalaciones), Reino Unido (1 instalación) y Francia (1 instalación). Mientras que Bełchatów (Polonia), con 37.000.000 t CO2, fue la planta que más emitió.

Publicado en Mitigación | Deja un comentario

China lanzará el mayor régimen de comercio de derechos de emisión

China aspira a convertirse en un líder global en acción climática estableciendo hasta ahora el mayor Carbon Trading Scheme (CTS) en todo el mundo como un intento de alcanzar meta de emisiones a 2030.

El segundo mayor emisor del mundo, anunciaba en 2015 que en 2017 lanzaría uno de los mayores mercados de emisiones del mundo. Esta promesa fue públicamente anunciaba por el presidente chino Xi Jinping como compromiso y parte de una declaración de cambio climático conjunta con Estados Unidos para dar impulso al acuerdo de lucha contra el cambio climático dentro de la Conferencia Naciones Unidas contra el Cambio Climático.

El pasado mes de Julio, China entraba ya en la última etapa de preparación del nuevo Régimen de comercio de derechos de emisión (Carbon Trading Scheme), un proyecto en el cual ha estado trabajando desde el año 2013 con la ayuda de siete proyectos piloto provinciales.

Se trata de un mercado sin precedentes en cuanto a escala y complejidad que se espera lanzar oficialmente a partir de Noviembre de 2017, como fecha más temprana.

Entre los planes piloto que han apoyado este proyecto se encuentran: Beijin, Chongqing, Guangdong, Hubei, Shanghai, Shenzhen y Tianjin, que en conjunto representan aproximadamente el 25% del PIB nacional Chino.

Según la información publicada por ScienceDirect, “Assessing the operational performance and maturity of the carbon trading pilot program: The case study of Beijing’s carbon market”, desde la entrada en funcionamiento de los diferentes proyectos piloto, cada uno de los mercados está mostrando resultados diversos. Asimismo, durante estos cuatro años de funcionamiento han acumulado una buena experiencia práctica en comercio de mercados de carbono.

Algunos ejemplos de estos proyectos piloto podemos ver como:

  • Hubei posee el 55,12% de la cuota de mercado de carbono total y ocupa la mejor madurez y rendimiento.
  • Guangdong tiene 16,5% de la cuota y viene en segundo lugar en la madurez pero el tercero en rendimiento.
  • El último puesto en cuanto a madurez y rendimiento lo ocupa Chongqing, que sostiene el 1,08% de la cuota de mercado.

Partiendo de estos esquemas piloto, China ha previsto establecer un esquema nacional, hasta ahora sólo cubriendo tres industrias: energía, cemento y aluminio.

El gran desafío que enfrenta actualmente China es cómo incorporar estos siete proyectos piloto en un régimen en todo el país, teniendo en cuenta la disparidad de precio de carbón entre los planes piloto, sus diferentes características y diferentes resultados. Asimismo, otros desafíos que deberán tenerse en cuenta son medición adecuada, la información y la verificación de todos los datos de emisiones necesarios.

Lo que parece claro es que las normas irán encaminadas a asegurar y fortalecer la transparencia y eficiencia teniendo en cuenta la voluntad y liderazgo que ha demostrado China con esta política en la transición del país hacia una economía baja en carbono.

 

Fuentes:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0959652617306728?via%3Dihub

http://www.climateactionprogramme.org/news/china-is-about-to-launch-the-biggest-national-carbon-trading-scheme?utm_source=ActiveCampaign&utm_medium=email&utm_content=CPI+announces+new+design+for+investment+in+renewable+energy&utm_campaign=CA+Newsletter+8+August+2017

http://www.climateactionprogramme.org/news/china_to_launch_worlds_biggest_carbon_market_in_2017

http://energynow.tt/blog/developing-a-carbon-market-puts-tt-on-the-map

 

Publicado en Cambio Climático, economía del cambio climático, Gases de Efecto Invernadero, Gestión de carbono, Mercado de carbono, Paris Agreement | Deja un comentario

Insuficiencia en los planes de financiación climática en la UE

El informe de la AEMA «Financing Europe’s low carbon, climate resilient future» dice que la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono supone un importante desafío de inversión que depende de una redistribución sustancial de los flujos financieros hacia inversiones más sostenibles. Sin embargo, sólo unos pocos países europeos han convertido sus objetivos climáticos y energéticos en planes y necesidades concretas de inversión. Sólo Bélgica, la República Checa, Estonia, Francia y, en cierta medida, Alemania, parecen tener un enfoque nacional o una estrategia para vigilar el gasto relacionado con la mitigación y la adaptación al cambio climático.

El estudio identifica la falta de preparación a nivel de país y la información sobre las necesidades totales de inversión estimadas, así como los volúmenes de gastos actuales y previstos para fines climáticos y energéticos. Como resultado, las estimaciones de la Unión Europea sobre las necesidades totales de inversión en financiación climática no se corresponden con evaluaciones nacionales complementarias. Por lo tanto, es necesario que se avance en la elaboración de planes nacionales en los que, junto con los objetivos climáticos y energéticos, se detallen las necesidades de financiación.

La UE ha estimado que habrá que invertir alrededor de 177.000 millones de euros anuales entre 2021 y 2030, lo que requerirá una mayor movilización de fondos públicos y privados. Además estas inversiones vendrán acompañadas de beneficios adicionales significativos, en términos de nuevos puestos de trabajo, reducción de la pobreza energética, aumento de la seguridad energética y mejora de la calidad del aire.

Analizando los avances de mitigación del cambio climático de los últimos años, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la Unión Europea en 2014 disminuyeron un 4,1% respecto al año anterior. Las emisiones de GEI disminuyeron en la mayoría de los sectores entre 1990 y 2014, liderando esta variación las industrias manufactureras y de construcción (-372 Mt), electricidad y calor (-346 Mt) y combustibles residenciales (-140 Mt).

Sin embargo, no todos los sectores han reducido las emisiones, el transporte por carretera, fue el responsable del mayor aumento de las emisiones de GEI, ya que creció 124 Mt entre 1990-2014 y 7 Mt entre 2013-14. Debido a este último sector, las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la UE aumentaron en 2015, principalmente por el aumento del transporte por carretera, tanto de pasajeros y de mercancías. Este aumento, en cambio, no es tan considerable si se tiene en cuenta que en 2015 se registró un crecimiento económico (+ 2.2%) en la UE mayor al de los años precedentes. De esta forma, de 1990 a 2015 las emisiones de GEI se han reducido un 22,1%, por lo que se ha superado el objetivo de reducir las emisiones en 2020 en un 20%. La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en este período se debió a diversos factores como la creciente participación en el uso de energías renovables, el uso de combustibles menos intensivos en carbono o las mejoras en la eficiencia energética. Durante el mismo período, la economía de la UE creció alrededor del 50%, lo que demuestra que es posible un crecimiento económico a largo plazo y, al mismo tiempo, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Fuentes:

https://www.eea.europa.eu/highlights/rapid-action-needed-on-climate

https://www.eea.europa.eu/highlights/eu-greenhouse-gas-emissions-from-transport-increased

https://www.eea.europa.eu/highlights/eu-greenhouse-gas-emissions-at

 

 

 

Publicado en Adaptación, Cambio Climático, Mitigación, Políticas públicas | Deja un comentario

Éxito y conclusiones “Plataforma LIFE sobre Acción Climática en Áreas Urbanas”

El pasado 21 de Junio, tuvo lugar en Barcelona la plataforma LIFE que reunión tanto a beneficiarios de proyectos LIFE como a las autoridades locales, nacionales y europeas competentes y otras partes interesadas para avanzar en la adaptación al cambio climático y la mitigación en las zonas urbanas.

Los esfuerzos continuos para mitigar el cambio climático mediante la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en Europa se combinan cada vez más con múltiples estrategias de adaptación que buscan aumentar la resiliencia en las zonas urbanas.

Este evento logró la participación de 33 proyectos que actualmente luchan en este ámbito. Para ellos esta plataforma fue una gran oportunidad de Networking y tanto para ellos como para todo el reto de participantes, proporcionó importantes lecciones sobre política, compromiso de las partes interesadas así como replicabilidad de los proyectos desarrollados y en desarrollo actual.

Tanto los 33 proyectos LIFE participantes como otros delegados expertos fueron divididos en cuatro grupos específicos de trabajo cubriendo los siguientes temas:

  • Planes de aplicación de la energía sostenible y clima-Promoción de la iniciativa del Pacto de los Alcaldes
  • Acción por el clima urbano – Relación y cumplimiento con Biodiversidad y conservación de la naturaleza
  • Tecnologías innovadoras de acción por el clima – relacionadas con la protección frente a inundaciones, bioconstrucción, bioenergía e infraestructura urbana relacionada con la iluminación y comunicaciones.
  • Alianzas para la implementación de las políticas de acción urbana por el clima

Cada grupo de trabajo extrajo conclusiones teniendo en cuenta las siguientes tres áreas:

  • Resultados relacionados con la política
  • Compromiso de las partes interesadas
  • Replicabilidad, solvencia y sostenibilidad futura de los proyectos

Bernd Decker es asesor de proyectos de EASME (Executive Agency for SMEs – European Commission) para los proyectos dentro de la línea de Acción climática. Entre sus observaciones finales a la plataforma, comentó que uno de los resultados más interesantes fue la importancia del enfoque sistémico a la acción del clima urbano. Esto se extiende a la interdependencia de la urbana y rural: «lo urbano tiene una conexión en el área rural y a la inversa: nosotros no podemos beber agua si no se aborda el cambio climático en zonas rurales y montañosas. ”

Esto es donde el concepto de pago por servicios ambientales podría ser muy útil: “si quiero agua en la costa, le tengo que pagar para la ordenación forestal en la región de las cabeceras. No sólo en Cataluña, pero en otras regiones del Mediterráneo, “dijo Gabriel Borrás, jefe de área de adaptación con la oficina catalana de cambio climático.

Muchas discusiones e interesantes conclusiones de obtuvieron de cada una de las sesiones que tuvieron lugar durante el evento. El equipo de Comunicación ha querido reflejar algunas de ellas publicando un artículo en la página web del Programa Life. Dicho artículo de puede leer en el siguiente enlace.

Asimismo, todas las presentaciones que se realizaron están disponibles online en ese mismo enlace o bien pinchando aquí.

Además, las sesiones han sido grabadas y los videos están asimismo disponibles: Día 1, Día 2 (primera sesión ), Día 2 (segunda sesión).

El encuentro ha sido organizado por la Dirección General de Clima de la Comisión Europea, la Agencia Ejecutiva de Pequeñas y Medianas Empresas (EASME), la consultora de evaluación externa NEEMO y la Diputación de Barcelona. En este sentido, IDOM forma parte del consorcio NEEMO, consultor externo de la Comisión Europea y de la Agencia Ejecutiva para las Pequeñas y Medianas Empresas (EASME).

IDOM lidera la coordinación de esta reunión de la plataforma, además de ser responsable de la supervisión técnica y financiera de los proyectos LIFE que se ejecutan tanto en España como en Portugal.

Cualquier duda, comentario o información adicional puede consultar a Elena Gómez-Salazar (elena.gomez@neemo.eu.)

Fuente:

http://ec.europa.eu/environment/life/news/newsarchive2017/july/index.htm#Barcelona

 

Publicado en Adaptación, compensación de carbono, mercados voluntarios de carbono, Mitigación, Políticas públicas, Sumideros | Deja un comentario

Sistemas agropecuarios europeos: Adaptación sostenible al cambio climático

El informe Adaptación sostenible de sistemas agrarios europeos al cambio climático,  publicado en el marco del proyecto LIFE AgriAdapt, analiza el estado de la adaptación al cambio climático en el sector agroalimentario en general y, en particular, la vulnerabilidad de las regiones de riesgo climático de la Unión Europea (atlántica, continental, meridional, o mediterránea, y norte).

Zonas climáticas en Europa

El informe se centra en los sistemas agropecuarios que mayor peso tienen en la UE: cultivos arables, cultivos permanentes y ganadería. Se han evaluado los riesgos climáticos y las oportunidades derivadas de las proyecciones climáticas para cada sistema y región para determinar las medidas de adaptación sostenibles más adecuadas.

Según los resultados del análisis en España, los cultivos herbáceos (cereales de invierno, principalmente trigo y cebada), el maíz, las verduras y los cultivos leñosos (viñedo y frutales) están expuestos a riesgos climáticos como el estrés térmico e hídrico, la mayor frecuencia de eventos extremos, la sanidad vegetal (mayor incidencia o nuevas plagas y enfermedades), la gestión del cultivo (mayor energía consumida en riego y degradación de las condiciones del suelo), los servicios ecosistémicos (polinización, pérdidas de biodiversidad, aparición de especies invasoras) o los cambios en la fenología (disminución del ciclo de cultivo o cambios de fechas de siembra y maduración temprana). Las peores consecuencias se prevén para las zonas de viñedo en condiciones actuales semiáridas.

Cambio proyectado en la disponibilidad de agua para riego en la zona mediterránea entre 2071 y 2100

Por su parte, la ganadería española se enfrenta a riesgos climáticos como el estrés de los animales debido a las temperaturas, la aparición de nuevos parásitos o mayor incidencia de plagas y enfermedades debido a la baja mortalidad de éstas en los inviernos que se esperan más suaves, los cambios en la disponibilidad de pastos o la disminución de la disponibilidad de agua en charcas y menor cantidad y calidad de recursos hídricos.

La planificación estratégica y a largo plazo de los recursos hidrológicos, así como una planificación agropecuaria acorde, son aspectos fundamentales para evitar estas situaciones críticas en el futuro. Algunos factores como la disponibilidad de agua, los suelos utilizados o las producciones agrícolas asociadas son aspectos determinantes.

Más información:

Sustainable adaptation of typical EU farming systems to climate change

https://agriadapt.eu/wp-content/uploads/2017/04/A_Baseline-report_Full-version_Feb2017.pdf

Fuente imágenes:

http://www.mercadosdemedioambiente.com/actualidad/adaptacion-sostenible-de-sistemas-agrarios-europeos-al-cambio-climatico/

 

 

Publicado en Adaptación, AFOLU, Cambio Climático, proyectos LIFE | Deja un comentario

La Amazonia y su propia temporada de lluvias

Un nuevo estudio publicado en Journal Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, señala que la selva amazónica genera su propia lluvia a partir de la transpiración vegetal. Con este nuevo hallazgo se comienza a comprender por qué la deforestación está estrechamente ligada a la reducción de las lluvias.

Figura 1. Amazonía Peruana. Grandes áreas dentro de la selva amazónica han sufrido una gran deforestación a lo largo de las últimas décadas. La mayor parte de la deforestación es causada en los últimos años por la agricultura en pequeña escala, según el Proyecto de Monitoreo del Amazonas Andino. Las imágenes muestran un área ubicada a 40 kilómetros al noroeste de Pucallpa a lo largo del río Aguaytia. Un color verde exuberante domina la imagen de 1986 (izquierda), mientras que la tierra deforestada es color verde claro o rosa en la imagen de 2016. Dos grandes plantaciones de palma aceitera dominan la imagen de 2016.

Ha sido un interrogante frecuente entre la comunidad científica explicar por qué el inicio de la temporada de lluvias en la Amazonía es el detonante en otros territorios, considerando que en la mayoría de las regiones tropicales dos factores controlan la estacionalidad lluviosa: El Monzón y la Zona de Convergencia Intertropical. El primer factor, es un viento estacional que se produce por el desplazamiento del cinturón ecuatorial (en verano, los vientos soplan de sur a norte, cargados de lluvias. En invierno, son vientos del interior que vienen secos y fríos). El segundo factor es un cinturón de vientos alisios convergentes (corriente de aire que se mueve entre los trópicos alrededor del ecuador) que cambia al norte o al sur con las estaciones. El sur de Amazonas experimenta ambos. Pero estos no ocurren hasta diciembre o enero, mientras que la temporada de lluvias en la selva comienza a mediados de octubre; dos o tres meses antes.

Con datos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la misma agencia, desarrolló una técnica para analizar un isotopo en particular: el deuterio. En el estudio compararon la presencia del isotopo en la atmósfera y en el agua de tierra firme (isótopos más ligeros, como los de la atmósfera, se evaporan más fácilmente que los isótopos más pesados, como los presentes en el agua de tierra firme), detectando igual cantidad tanto en el agua que todavía está en el suelo como en la atmósfera. Esto significa que el agua que transpiran las plantas, tienen la misma cantidad de deuterio que el agua que todavía está en el suelo.

En consecuencia, durante la transición de la estación seca a la húmeda, el agua transpirada por los bosques se convierte en una importante fuente de humedad para la atmósfera para así dar paso a la estación lluviosa. Se cree que con el mecanismo, los bosques regulan su propio crecimiento.

Figura 2. Represa Samuel. Se encuentra a lo largo del río Jamari en Rondonia, Brasil. Estas imágenes muestran el área en 1984, poco después de la construcción de la represa hidroeléctrica, y en 2011. El embalse creado por la presa inundó el bosque aguas arriba y desplazó a muchas personas. También es evidente en las imágenes la deforestación que ha afectado gran parte de la región.

Sin embargo, la estacionalidad ha estado cambiando en las últimas décadas. Actualmente las lluvias en el Amazonas meridional comienza ahora casi un mes más tarde de lo que lo hizo en los años 70. Si la estación seca en el Amazonas llega a ser más larga a siete meses, el bosque ya no recibirá suficiente lluvia para mantener los árboles vivos y la región pasará a ser una llanura herbácea.  Actualmente, en una gran fracción de la Amazonía meridional, la estación seca es sólo unas semanas más corta en promedio que este umbral de transición, desembocando en daños irreversibles. La pérdida del ecosistema forestal amazónico podría aumentar las sequías en la región y potencialmente interrumpir patrones de lluvia en sitios tan lejanos como el Estado de Texas (Estados Unidos de América).

Las razones para el inicio tardío de las lluvias no se entienden completamente, pero este nuevo estudio añade evidencia a la idea de que la deforestación está desempeñando un gran papel. La reducción de los árboles disponibles para producir humedad reduce las posibilidades de formación de nubes al disminuirse la transpiración.

Fuentes:

Publicado en Amazonas, Bosque húmedo, Cambio Climático, Deforestación, Observaciones climáticas | Etiquetado | Deja un comentario

Programa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (CES) en Argentina

La pasada semana miembros del equipo de Cambio Climático de IDOM se desplazaron por segunda vez a Argentina, esta vez con el objetivo de exponer los resultados preliminares del estudio de gases de efecto invernadero (GEI) llevado a cabo dentro del Programa Ciudades Emergentes y Sostenibles (CES) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), liderado en Argentina por el Ministerio del Interior (DINAPREM).

Se han visitado de nuevo las ciudades de La Plata y Bahía Blanca (Provincia de Buenos Aires) para reunirse con las autoridades competentes, a las que se informó de los avances en los estudios de mitigación del cambio climático y presentaron los resultados preliminares de los inventarios de GEI llevados a cabo para el Gran La Plata (Ensenada, Berisso y La Plata) y Bahía Blanca (incluyendo el partido vecino de Coronel Rosales). Además, se plantearon escenarios tendenciales para visualizar su situación en el año 2050 en caso de continuar aumentando sus emisiones de GEI. Por su parte, las autoridades tuvieron la oportunidad de priorizar las medidas de mitigación propuestas por los miembros del equipo de IDOM en materia de energía estacionaria y móvil, residuos, etc.

Reunión de presentación de resultados en Bahía Blanca

Destaca la importancia económica de ambas ciudades en la provincia de Buenos Aires y Argentina en general. El Gran La Plata cuenta con la refinería más grande del país, además de haberse convertido en un gran núcleo de población gracias a su cercanía con la capital federal. Por su parte, Bahía Blanca se consolida como polo industrial y petroquímico a nivel nacional. Ambas ciudades cuentan con importantes instalaciones portuarias dedicadas al transporte de carga.

Está prevista una tercera visita en la que no sólo se expondrán los resultados definitivos de los inventarios de GEI, sino que además se presentarán escenarios óptimos que reduzcan las emisiones de las ciudades de aplicarse las medidas priorizadas.

Agradecer a todas las autoridades presentes en las reuniones por su implicación en el estudio.

Más información:

http://www.infoplatense.com.ar/nota/2016-4-18-la-plata-y-berisso-integraran-la-iniciativa-ciudades-emergentes-y-sustentables-del-bid

http://www.bahiablanca.gob.ar/bahia-blanca-sera-parte-de-la-iniciativa-ciudades-emergentes-y-sostenibles/

http://www.iadb.org/es/temas/ciudades-emergentes-y-sostenibles/iniciativa-ciudades-emergentes-y-sostenibles,6656.html

http://www.idom.com/es/proyectos/environment/medioambiente-cambio-climatico/

 

 

 

Publicado en Economía del cambio, Gestión de carbono, Mitigación, Movilidad, Planificación, Políticas públicas | Deja un comentario

Eventos cálidos durante el invierno en el Ártico

Un nuevo estudio, publicado en Geophysical Research Letters, muestra que desde 1980 se están produciendo eventos cálidos cada invierno en la región del Polo Norte. El estudio también muestra que la duración media de cada evento ha crecido de menos de dos días a casi dos días y medio.

Los eventos cálidos durante el invierno en el Ártico son días de invierno donde las temperaturas alcanzan un máximo de -10 oC. Dichos eventos son parte normal del clima sobre el Océano Ártico cubierto de hielo, pero nuevas investigaciones realizadas por un equipo internacional que incluye a científicos de la NASA encuentran que estos eventos son cada vez más frecuentes y duraderos; más de lo que lo eran hace tres décadas.

Debido a que durante el otoño y el invierno es cuando el hielo marino del Ártico crece y se engrosa, temperaturas más cálidas durante el invierno impedirán su crecimiento y expansión, acelerando los efectos del calentamiento global en el Ártico.

Temperatura máxima, media máxima y pronóstico del aire cerca de la superficie durante en invierno ártico.

Fuente: Graham, R. M., L. Cohen, A. A. Petty, L. N. Boisvert, A. Rinke, S. R. Hudson, M. Nicolaus, and M. A. Granskog (2017), Increasing frequency and duration of Arctic winter warming events, Geophys. Res. Lett., 44, doi:10.1002/2017GL073395.

Los hallazgos se basan en resultados de análisis de datos tomados en campo y de otras pruebas recientes del calentamiento invernal en el Ártico. Por ejemplo, datos del invierno 2015-2016, en el cual se registraron temperaturas de casi 2°C más cálidas que la temperatura récord mensual del invierno anterior. A finales de diciembre de 2015, los científicos registraron una temperatura de 2,2 °C en el Ártico Central, siendo esta la temperatura la más cálida jamás registrada en esta región de diciembre a marzo.

Entre los hallazgos de los últimos años del estudio se tiene que cada evento de calentamiento estuvo asociado con una tormenta importante que entró en la región. Durante estas tormentas, los vientos fuertes del sur soplan aire cálido y húmedo desde el Atlántico hasta el Ártico. Las tormentas que traen aire caliente al Ártico no sólo evitan que se formen nuevos hielos, sino que también pueden romper la capa de hielo que ya está presente. Igualmente, las nevadas de las tormentas también aíslan el hielo actual de la atmósfera fría que regresa al Ártico después de los ciclones, lo que puede reducir aún más el crecimiento del hielo.

Este nuevo estudio proporciona el contexto a largo plazo que faltaba, ya que utiliza observaciones directas que se remonta desde finales del siglo XIX. La evidencia muestra que estos eventos cálidos han ocurrido en el pasado, pero no fueron tan duraderos o frecuentes como lo estamos viendo ahora. Eso, combinado con el debilitado hielo marino, se puede traducir en que las tormentas de invierno en el Ártico están teniendo un mayor impacto en el sistema climático del Ártico.

El siguiente paso es entender lo que está alimentando el aumento de estas tormentas y cómo podrían cambiar. Investigaciones recientes muestran que la reducción de la cubierta de hielo y el cambio de los patrones climáticos debido al cambio climático pueden aumentar la frecuencia y el impacto de las tormentas.

Fuentes: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/2017GL073395/full

Publicado en Cambio Climático, Invierno Ártico, NASA | Deja un comentario