Archivo de la etiqueta: Cambio Cimático

La Amazonia y su propia temporada de lluvias

Un nuevo estudio publicado en Journal Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, señala que la selva amazónica genera su propia lluvia a partir de la transpiración vegetal. Con este nuevo hallazgo se comienza a comprender por qué la deforestación está estrechamente ligada a la reducción de las lluvias.

Figura 1. Amazonía Peruana. Grandes áreas dentro de la selva amazónica han sufrido una gran deforestación a lo largo de las últimas décadas. La mayor parte de la deforestación es causada en los últimos años por la agricultura en pequeña escala, según el Proyecto de Monitoreo del Amazonas Andino. Las imágenes muestran un área ubicada a 40 kilómetros al noroeste de Pucallpa a lo largo del río Aguaytia. Un color verde exuberante domina la imagen de 1986 (izquierda), mientras que la tierra deforestada es color verde claro o rosa en la imagen de 2016. Dos grandes plantaciones de palma aceitera dominan la imagen de 2016.

Ha sido un interrogante frecuente entre la comunidad científica explicar por qué el inicio de la temporada de lluvias en la Amazonía es el detonante en otros territorios, considerando que en la mayoría de las regiones tropicales dos factores controlan la estacionalidad lluviosa: El Monzón y la Zona de Convergencia Intertropical. El primer factor, es un viento estacional que se produce por el desplazamiento del cinturón ecuatorial (en verano, los vientos soplan de sur a norte, cargados de lluvias. En invierno, son vientos del interior que vienen secos y fríos). El segundo factor es un cinturón de vientos alisios convergentes (corriente de aire que se mueve entre los trópicos alrededor del ecuador) que cambia al norte o al sur con las estaciones. El sur de Amazonas experimenta ambos. Pero estos no ocurren hasta diciembre o enero, mientras que la temporada de lluvias en la selva comienza a mediados de octubre; dos o tres meses antes.

Con datos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la misma agencia, desarrolló una técnica para analizar un isotopo en particular: el deuterio. En el estudio compararon la presencia del isotopo en la atmósfera y en el agua de tierra firme (isótopos más ligeros, como los de la atmósfera, se evaporan más fácilmente que los isótopos más pesados, como los presentes en el agua de tierra firme), detectando igual cantidad tanto en el agua que todavía está en el suelo como en la atmósfera. Esto significa que el agua que transpiran las plantas, tienen la misma cantidad de deuterio que el agua que todavía está en el suelo.

En consecuencia, durante la transición de la estación seca a la húmeda, el agua transpirada por los bosques se convierte en una importante fuente de humedad para la atmósfera para así dar paso a la estación lluviosa. Se cree que con el mecanismo, los bosques regulan su propio crecimiento.

Figura 2. Represa Samuel. Se encuentra a lo largo del río Jamari en Rondonia, Brasil. Estas imágenes muestran el área en 1984, poco después de la construcción de la represa hidroeléctrica, y en 2011. El embalse creado por la presa inundó el bosque aguas arriba y desplazó a muchas personas. También es evidente en las imágenes la deforestación que ha afectado gran parte de la región.

Sin embargo, la estacionalidad ha estado cambiando en las últimas décadas. Actualmente las lluvias en el Amazonas meridional comienza ahora casi un mes más tarde de lo que lo hizo en los años 70. Si la estación seca en el Amazonas llega a ser más larga a siete meses, el bosque ya no recibirá suficiente lluvia para mantener los árboles vivos y la región pasará a ser una llanura herbácea.  Actualmente, en una gran fracción de la Amazonía meridional, la estación seca es sólo unas semanas más corta en promedio que este umbral de transición, desembocando en daños irreversibles. La pérdida del ecosistema forestal amazónico podría aumentar las sequías en la región y potencialmente interrumpir patrones de lluvia en sitios tan lejanos como el Estado de Texas (Estados Unidos de América).

Las razones para el inicio tardío de las lluvias no se entienden completamente, pero este nuevo estudio añade evidencia a la idea de que la deforestación está desempeñando un gran papel. La reducción de los árboles disponibles para producir humedad reduce las posibilidades de formación de nubes al disminuirse la transpiración.

Fuentes:

El cambio climático y el clima futuro en las ciudades

Los veranos en las ciudades alrededor del mundo están siendo más cálidos de lo que se esperaba. Esta tendencia al alza en la temperatura continuará si las emisiones de gases de efecto invernadero no se disminuyen.

La Organización Meteorológica Mundial y Climate Central han iniciado una serie de informes audiovisuales que dan cuenta de los cambios que podrían ocurrir en un horizonte al año 2100 en las principales ciudades alrededor del globo. Han iniciado la serie con las ciudades de Madrid y Barcelona.

Modelos climáticos indican que si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando, la temperatura media global de la Tierra en superficie podría incrementarse más de 4°C a fines del siglo XXI. En las grandes ciudades se esperan cambios aún más drásticos, con modelos que cifran el aumento de la temperatura en 7,8°C. Esto traerá consecuencias tanto en la economía como en materia de salud pública por las muertes ocasionadas por las llamadas olas de calor.

Para ilustrar los cambios, Climate Central ha creado conjuntamente con la Organización Meteorológica Mundial una herramienta interactiva que permite comparar la temperatura media de las ciudades en un futuro con la temperatura media actual. Por ejemplo, se proyecta que Madrid tendrá en el año 2100 una temperatura similar a la ciudad Iraquí de Erbil, pasando de 28,9 °C a 36,4°C. Ottawa (Canadá) podría inclusive pasar a formar parte de una nueva región climática, pudiendo tener a finales de este siglo un clima tropical similar al de la Ciudad de Belice con 31,3°C. A continuación se presentan las 10 ciudades que se proyectan se calentarán más rápidamente:

Con el desarrollo de estos escenarios climáticos de calores extremos, se da la oportunidad a las ciudades de prepararse y reducir sus emisiones adoptando estrategias de mitigación. Por fortuna, un creciente número de ciudades de todo el mundo se ha comprometido a tomar medidas para reducir las emisiones y lograr un desarrollo sostenible.

IDOM, bajo el paraguas del Programa Ciudades Emergentes y Sostenibles (CES) del Banco Interamericano de Desarrollo, ha desarrollado estudios de mitigación del cambio climático en más de 30 ciudades en América latina y El Caribe.

Fuentes: http://www.climatecentral.org/news/global-cities-climate-change-21584

 https://www.youtube.com/playlist?list=PLNaX-uTWSWrFdMO6SzRg7Wd2dz2T00A39

 http://www.un.org/es/development/desa/news/population/world-urbanization-prospects-2014.html

 http://datos.bancomundial.org/indicador/SP.RUR.TOTL.ZS